Cómo deberías prepararte para conseguir tu primer empleo

Cómo deberías prepararte para conseguir tu primer empleo

¿Querés ingresar al mercado laboral? Te recomendamos leer esta nota para obtener las herramientas que te ayuden a encontrar el trabajo que mejor se adapta a tu perfil.

Para poder ingresar a ese universo diverso, competitivo y que marcará el pulso de tu vida profesional e influirá directamente en el personal, es fundamental estar preparado, inicialmente, para tocar puertas y luego, cuando la primera se abra, saber cómo responder. 
Por eso, si estás con la intención de buscar tu primer empleo o ya lo estás haciendo, pero aún no lo encontraste, te ayudamos a que lo logres.
La primera parte es que te prepares en el más amplio sentido de la palabra, es decir, que le dediques esfuerzo, disciplina y tiempo a tus estudios porque, mientras mejores sean tus notas y mayor tu aprendizaje, tendrás más recursos y posibilidades de conseguir un trabajo. 

Contenido académico

Millenials ¿Cómo prepararse para el primer empleo? |ICBC
El conocimiento no ocupa lugar, sino que lo genera, lo amplía. Así, mientras más capacidades y aprendizajes incorpores, mejor será tu perfil para el mercado laboral.

Siempre las empresas valoran que hables algún idioma. Sobre todo si es inglés y, más aún, si también dominás el de su país origen en el caso de que sea una multinacional.  También te beneficiará conocer la lengua del lugar con el que la empresa que te contrata realiza negocios. 
Y como la formación a esta altura del siglo XXI debería ser continua, nunca estará de más que a tus estudios terciarios o universitarios le sumes posgrados ya que “permiten movilidad vertical”, destaca Liotti.

Armar tu hoja de ruta

Millenials ¿Cómo prepararse para el primer empleo? |ICBC
Tu carta de presentación es el curriculum vitae (CV). De él dependerá que te llamen, o no, para una primera entrevista; por lo que es clave que le des la importancia que merece.
Pablo Liotti, el gerente de Marketing y Comunicaciones de Adecco, la reconocida consultora de Recursos Humanos, explica que el armado de tu CV debe ser conciso. Si se extiende demasiado pierde atractivo y el potencial empleador, consultora o departamento de RR.HH -según quien realice la búsqueda- puede descartarlo antes de terminar de leerlo. Por eso, es esencial ser breve y, al mismo tiempo, incluir información valiosa que pueda favorecerte y diferenciarte de otros candidatos como:
  • Tu datos personales y medios para contactarte (teléfono, mail, sitios web). 
  • Los cargos más destacados, o prácticas profesionales que hayas realizado.
  • Formación académica, cursos y/o idiomas. 
  • Las experiencias y valores relacionados específicamente con el puesto al que te presentás (pueden ser hobbies o capacidades personales).

Millenials ¿Cómo prepararse para el primer empleo? |ICBC
Si tuviste algunas experiencias laborales previas, aunque no estén relacionadas con lo que estás buscando, deberías exponerlas siempre de modo descendente. Es decir, desde la más cercana a la fecha en curso, hasta la más lejana. Es que de allí pueden inferirse algunas de tus habilidades. Si fuiste secretaria de un médico, por ejemplo, el empleador pensará que probablemente sepas lo que implica tener buena presencia y estés habituada a atender al público, tengas empatía y hayas adquirido aptitudes para organizar el tiempo, realizar tareas múltiples y adaptarte a cambios de último momento.

Sin embargo, si estás buscando tu primer trabajo –o uno de los primeros; al menos de los que realmente te importan- no vas a tener mucho que incluir como experiencia laboral. “Pero eso no implica que el CV no vaya a tener impacto. Muchos jóvenes cometen el error de poner mucha data complementaria que termina confundiendo. Por ejemplo, realizan un listado de las medallas que obtuvieron en patinaje artístico a lo largo de su infancia y adolescencia”, señala Liotti, quien a su vez aclara que no está mal indicar que sos exitoso en la práctica de patín ni que fuiste premiado, pero bien podés expresarlo en una frase, sin necesidad de mayores detalles.  Si te preguntás por qué valdría la pena incluir un hobbie o una pasión, lo que tenés que saber es que esos datos también hablan de vos. También es positivo que menciones voluntariados que hayas realizado porque, una vez más, aportará información sobre tu personalidad.
Sin embargo, en lo que deberías “hacer hincapié, es en el objetivo”. Es que se considera valioso que en tu CV indiques si buscás, por ejemplo, un trabajo part-time para poder pagar tus estudios o con la intención de colaborar con la economía familiar o, más aún, para empezar a adquirir experiencia en el rubro para el cual estás formándote en la universidad. De hecho, la experiencia que puedas obtener durante tu período de estudiante, “va potenciar tu carrera profesional. Es que el egresado corre con ventaja en el mercado laboral si ya tiene background”. 

Otros datos infaltables -que puede parecer una obviedad pero que los hechos demuestran que no lo son para muchos millennials- son los de contacto: número de teléfono y la casilla de correo electrónico. Ésta, incluso, debe ser adecuada para el fin que perseguís. Es decir, si tu dirección de e-mail es la que sacaste cuando eras muy chico y por eso menciona a tu equipo de fútbol o banda favorita, es momento de abrir otra más clásica y formal que sólo incluya tu nombre y apellido.

Todavía falta mucho

Millenials ¿Cómo prepararse para el primer empleo? |ICBC
Una vez que tenés un CV listo, hay mucho más por hacer. Es importante que tengas en cuenta que, tal como Liotti destaca buscar un puesto es un trabajo en sí mismo. “No se trata sólo de dejar un CV en una consultora de recursos humanos o de cargarlo en una plataforma online: hay que dedicar tiempo todos los días a una búsqueda activa”. 

¿Cómo? Además de armarte de paciencia, debés:
  • Revisar los portales de avisos o postulaciones.
  • Generarte un perfil en redes sociales, como Linkedin.
  • Contarle acerca de tu búsqueda a tus contactos ya que, aunque no lo creas, ellos siempre pueden ser una llave a un empleo.
  • Postularte a un cargo que, en principio, te interese.
  • Hacer un seguimiento de esa postulación. 

La entrevista

Millenials ¿Cómo prepararse para el primer empleo? |ICBC
Así como no debés mentir en tu CV, tampoco se recomienda hacerlo en la entrevista. Mientras más dejes ver tu personalidad, tu formación y tus capacidades, mejor. Eso no significa que no debas prepararte, todo lo contrario. De hecho, la entrevista empieza, de algún modo, antes de que te sientes con el reclutador o el empleador. En general, se inicia con un llamado para citarte. En esos breves minutos al teléfono es fundamental que te muestres interesado y entusiasta; con la mejor predisposición. Sin embargo, “hay candidatos que son reticentes. Por ejemplo, diciendo que a la hora en que se le propone el encuentro tienen que jugar un partido de fútbol”, ejemplifica Liotti. Actitudes como esas son puntos en contra que no deberías permitirte.

Además, el gerente de Adecco señala a la puntualidad y a la buena presencia como cuestiones inapelables, ya que son más aspectos que construyen tu imagen. 
Previamente, deberías haberte informado lo que te sea posible acerca de la empresa o del lugar de trabajo al que te estás postulando. No solo porque eso hablará bien de vos, sino también porque puede servirte para aumentar o disminuir tu interés. Conocer cuáles son los productos o servicios que ofrece la compañía, como buscar en internet notas periodísticas que puedan dar cuenta de sus conflictos o logros, es por demás conveniente. También es clave que “no te agarren desprevenido” cuando te consulten sobre tus defectos y virtudes a la hora de trabajar, ya que tener una respuesta expone tu capacidad de autoconocimiento.
Además, es importante que tengas pensadas algunas preguntas para formular que te permitan enterarte más sobre las tareas que deberías realizar y las expectativas que tienen para el puesto; incluso para conocer si hay perspectivas de crecimiento y tener información clara sobre aspectos económicos. Además, las preguntas que hagas también colaboran con la imagen que construya el reclutador sobre vos.

 

Si seguís estás pautas y consejos, tenés paciencia y entusiasmo, probablemente no pasará mucho tiempo para tu próxima entrevista. Y aún si no consiguieras inmediatamente el puesto, aprovechala para que te sea útil en la siguiente oportunidad. Éxitos. 

 

Mientras continuás enfocado en mejorar cada día un poco más y construir tu futuro, queremos que conozcas ICBC Start, una propuesta llena de beneficios, pensada para estudiantes y emprendedores que aman los nuevos desafíos como vos.