Aventuras todo terreno: vehículos 4x4 versus AWD

Aventuras todo terreno: vehículos 4x4 versus AWD

Los sistemas de tracción integral permiten disfrutar de caminos difíciles. ¿En qué se diferencian?


Debido al éxito de los SUV (Sport Utility Vehicle) en todo el mundo, los todoterreno son cada vez más comunes en las calles de la Argentina.

Sin embargo, no muchos conductores están al tanto de que dentro del universo del 4x4 existen distintas variantes –cada una con sus puntos fuertes y desventajas–.

Para empezar, hay que tener en cuenta que el avance de un automóvil depende, en un esquema básico, de que el motor entregue la potencia a las ruedas y, luego, de que los neumáticos logren trasladarla al piso. A esto último se hace referencia cuando se utiliza el término “tracción”.

Los autos convencionales de la actualidad, diseñados para la ciudad, suelen utilizar un sistema de tracción delantera. En cambio, los vehículos todoterreno traccionan en las cuatros ruedas, lo que les permite sortear obstáculos con mayor facilidad.

Sistemas de tracción

Autos Todoterreno y Sistemas de Tracción 4x4 y AWD
Aunque cada fabricante de autos implementa soluciones mecánicas diferentes, los principales formatos de transmisión en los vehículos actuales se pueden agrupar de la siguiente manera:

  • FWD. Es el acrónimo de Front Wheel Drive y en castellano se la conoce comúnmente como tracción delantera.
    En este caso el peso del motor ayuda a que las ruedas delanteras se agarren al pavimento, lo que es bueno en condiciones de mal clima. De hecho, son menos propensos a "irse de cola" o a realizar un trompo. 
  • RWD. En el caso de la tracción trasera (Rear Wheel Drive), el movimiento del motor se transmite desde el frente hacia las ruedas mediante un prolongado eje que va por debajo del piso del vehículo.

En la actualidad se la usa en autos deportivos, gracias a que brinda una mayor aceleración. Sin embargo puede resultar más difícil de controlar en situaciones adversas, porque no tiene fuerza motriz en las ruedas que dirigen el vehículo.

El sistema RWD también se emplea en camionetas y camiones. Aquí, las ruedas garantizan tracción porque la carga las mantiene bien contra el piso.

Tanto FWD como RWD se consideran como sistemas de tracción “simple” y son las que se utilizan en la mayoría de los vehículos urbanos. Incluso, el agregado en los últimos años de sistemas electrónicos como el control de tracción los hacen todavía más eficientes.

Más agarre

Autos Todoterreno y Sistemas de Tracción 4x4 y AWD
Para los que necesitan más prestaciones, un vehículo con agarre en las cuatro ruedas puede ser la solución ideal.

  • 4WD. Así se designa al sistema de tracción de las típicas camionetas 4x4 rústicas, con neumáticos grandes y preparadas para los caminos más extremos.

Generalmente estos vehículos operan con tracción simple trasera y el conductor activa el modo 4x4 cuando lo cree necesario. 

Pero lo que realmente hace único a los 4WD es que poseen un modo de transmisión especial y seleccionable llamado “Low” (baja). No sólo da tracción a las cuatro ruedas sino que lo hace con poca velocidad y mucha más fuerza (torque) que el modo de transmisión tradicional. Esto es lo que usan las 4x4 para trepar pendientes empinadas o, por ejemplo, remolcar a otros vehículos atascados en el barro.

  • AWD. Los sistemas de tracción integral (All Wheel Drive) son más ligeros y sofisticados, desarrollados especialmente para usarse en autos y SUV.

Existen en dos versiones: los que brindan tracción en las cuatro ruedas todo el tiempo, o los que utilizan tracción delantera hasta que el conductor (o la computadora que monitorea la tracción) decide que es tiempo de que todas las ruedas compartan el trabajo.

En las robustas camionetas o jeeps 4x4 tradicionales los conductores tenían que ser expertos para sacar el mejor partido de sus vehículos y pensar muy bien qué hacer antes de enfrentar cualquier obstáculo. 

No obstante, hoy en día todo es mucho más fácil gracias a la tecnología de los vehículos AWD más recientes. 

Los vehículos más modernos, por ejemplo, poseen vectorización de torque, una característica que automáticamente dirige la potencia del motor a las ruedas que están en mejor situación de tracción (es decir, las que tienen más agarre sobre el piso).

A esta tecnología se suman otras, como sensores que monitorean el estado de las ruedas cientos de veces por segundo o diferentes controles que evitan que la unidad patine. 

Un ejemplo de este tipo de ayuda electrónica es la función X-Mode de Subaru o el AllGrip de Suzuki, que se activan con sólo presionar un botón.

¿Cuál conviene?

Autos Todoterreno y Sistemas de Tracción 4x4 y AWD
Tanto los 4WD como AWD agregan una cantidad sustancial de peso, complejidad y costo a un vehículo.

Al utilizarse más partes móviles, hay mayor trabajo para el motor y esto eleva el consumo de combustible. Se estima que pueden demandar entre un 5% y 10% más que un vehículo de tracción simple.

Además, a la hora de circular exclusivamente por entornos urbanos, la implementación de sistemas electrónicos de monitoreo y control de estabilidad en los vehículos de tracción delantera (FWD) le quitan argumentos a los de tracción integral.

Sin embargo, a quienes quieran frecuenten zonas rurales o tengan que circular por caminos difíciles, la tracción integral les brindará un plus. 

Los todoterreno también son ideales para vacacionar: permiten meterse en la playa o surcar caminos de montaña sin problemas. 

Hay un dato no menor: los expertos advierten que la mayoría de los usuarios pasa el 90% del tiempo manejando en la ciudad o en caminos que se encuentran en buenas condiciones. 

Por eso, antes de decidir el tipo de tracción de tu próximo vehículo, analizá qué uso primordial le vas a dar y qué nivel de aventura tendrán tus viajes. 

Recordá que si estás pensando en comprar un auto, ICBC te brinda la posibilidad de adquirir la unidad que quieras, sin intermediarios, con los préstamos prendarios para usados y también para unidades 0Km