Butacas infantiles para que viajen cómodos y seguros en auto

Butacas infantiles para que viajen cómodos y seguros en auto

Para proteger la vida y la salud de tus hijos es importante que, en los traslados en vehículo, los sientes en las sillas y dispositivos recomendados. 

Tener hijos te cambia la vida; tus prioridades y tiempos. Te enseña más acerca de vos mismo y de tus capacidades. Pero, sobre todo, te abre la puerta a una nueva y enorme definición del amor.  
La experiencia de ser padres es diferente según quién la viva, pero, probablemente, el denominador común sea que nada te preocupe más que la salud y el bienestar de tus hijos. Por eso, en cada viaje que compartas con ellos, es fundamental que los cuides de la mejor manera posible. Cuando de un trayecto en auto se trata, eso implica que vayan sentados en el lugar indicado y bien sujetados. Dormir acostados a lo largo del asiento o sin ninguna protección, es totalmente desaconsejado. Sin importar si el trayecto que debas hacer es corto o largo, todos los bebés o niños menores de 12 años -o con una altura inferior a 1.50 metros- tienen que viajar sentados en sillas, butacas y dispositivos de sujeción seguros y reglamentados, tal como señala la ley.  ¿Por qué? Porque “las sillas de seguridad, instaladas y utilizadas de manera correcta en el vehículo, reducen drásticamente los riesgos ante accidentes. Aproximadamente un 70 % en bebés, y entre un 54% a 80% en niños pequeños”, según indica un informe de la Organización Panamericana de Salud. 

Esto es vida

También es importante que tengas claro que, tal como indica el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, “el cinturón de seguridad en los vehículos sujeta de forma adecuada a pasajeros a partir de 1.20 metros de altura”, por lo que colocárselos a tus hijos si son más bajos, podría lastimarlos ante un frenado brusco o colisión. De ahí que existan elevadores (conocidos como buster seat) para que los chicos estén a la altura que les permita tener el cinturón de seguridad en la posición correcta. 
Contar con esta clase de equipamiento en el auto reduce, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en un 59 % el riesgo de que los chicos entre cuatro y siete años sufran incidentes.
Otra buena noticia: si bien desde 2016 la mayor parte de los autos nuevos del país incluyeron el anclaje Isofix -que permite que las sillas infantiles queden fijas y así aumente considerablemente la seguridad de los chicos- desde el 1 de enero de 2018 la normativa se vuelve obligatoria para todos los 0 Km que se comercialicen en Argentina.

 

Sistema de retención infantil

Kit de Seguridad en Autos - Butacas para menores |ICBC


No cualquier silla para niños es adecuada para tus hijos, por eso es importante que conozcas cómo elegir el indicado. En el mercado hay dispositivos para lactantes y niños e incluso existen modelos que se adaptan a distintas etapas. Pero, en principio, podés clasificarlas así: 

  • Grupo 0 y 0+: seguramente las conocerás como “huevito”. Son sumamente prácticos porque permiten pasar a tu bebé del carrito al auto sin tener que molestarlo. Es para bebés recién nacidos y hasta 18 meses o que pesen hasta 13 kilos. Deben ir orientados al revés de la marcha y se ajustan con el cinturón de seguridad e, idealmente, con una base que los sujeta con mayor precisión.
  • Grupo 1: son sillas o butacas con cinturón de tres puntos que sostienen al niño de entre 9 meses y 4 años -o entre 9 y 18 kilos- de manera segura y confortable. Los hay con accesorios para contener mejor a los más chiquitos. Se ubican en el sentido de la marcha ya que ofrecen mayor protección para la cabeza, cuello y columna del bebé.

 

Kit de Seguridad en Autos - Butacas para menores |ICBC

  • Grupo 2: son butacas -tratá de privilegiar los modelos con sistema Isofix, lo cual es más habitual en las sillas para niños más pequeños- que permiten el uso adecuado del cinturón de seguridad. Hay modelos con sistemas complementarios para obtener protección lateral extra y hasta una mejor posición de la cabeza de modo tal que ésta pueda inclinarse levemente hacia atrás para que el niño, por ejemplo, duerma más cómodo y seguro. Esta clase de butacas son diseñadas para chicos de entre 4 y 6 años (excepto las que permiten elevar el respaldo a medida que crecen y  que, en consecuencia, pueden utilizarse hasta los 12 años) o desde los 14 hasta 25 kilos por lo menos.
  • Grupo 3: en el mercado los vas a conocer como buster seat. Los hay con y sin respaldo. Básicamente son elevadores que permiten asegurar a tu hijo/a con el cinturón de seguridad ya que los posiciona en la altura adecuada. Es para niños de entre 6 y 12 años; desde los 22 hasta los 36 kilos.

Consejos

 

 

 

Es importante que sepas y estés atento a estas recomendaciones: 

  • Antes de comprar, vale la pena que compares los distintos modelos que se ajusten a tus necesidades y te informes sobre sus ventajas y diferencias. También que sientes a tu hijo para comprobar que esté cómodo.
  •  El asiento que elijas debe estar homologado, es decir contar con sello y/o etiqueta que indique que fue probado y aprobado por cumplir con las exigencias internacionales de seguridad.
  • Seguí las indicaciones para colocar la butaca de manera adecuada, tal como indican las instrucciones. 

 

 

 

La seguridad en vehículos es primordial, tanto para niños como para adultos. Es importante que tengas presentes todos estos aspectos para hacer de tus viajes experiencias gratificantes en compañía de tu familia. Disfrutá de tus viajes anticipándote a cualquier imprevisto. Para esto recordá que podés acceder a los seguros para auto de ICBC, grandes aliados a la hora de cuidar a tu familia.