¿Cuándo cambiar el auto?

¿Cuándo cambiar el auto?

Si buscás cambiar tu auto, te brindamos unos tips para que elijas el camino correcto.


Si bien tu auto ya tiene algunos años, anda como nuevo: te lleva al trabajo, te permite buscar a tus hijos por el colegio y hasta podés hacerte escapadas durante los fines de semana largos. Ya de por sí, pierde valor con el uso a razón de un 10 % anual. Además, con el tiempo requerirá gastos de mantenimiento, por refacciones necesarias. Esto sucede por la necesidad de ir a buscar repuestos antiguos a lugares especializados, la demora y el costo que eso conlleva.  Incluso el consumo de nafta suele ser menor en los vehículos más nuevos, gracias a que los motores actuales son más eficientes y precisan menos combustible.
Por eso, para que tu auto no se deprecie demasiado, conviene que lo cambies antes de que tenga más de cuatro años. “Si te excedés del plazo razonable, está claro que posiblemente te costará más vender tu viejo coche”, sugiere Jonathan Vasino, Jefe de Marketing de ForestCar, concesionario oficial de Chevrolet. 

Beneficios de la renovación

ICBC Cambiar auto
El principal beneficio de cambiar tu vehículo por un 0 Km es que, como todo lo nuevo, está impecable y sin imperfecciones que tengas que corregir en lo inmediato. Con lo cual, te renovás para disfrutar de todos los atributos del auto que elegiste, a estrenar. De esta forma, dejás de preocuparte por arreglar el paso del tiempo en tu auto usado, para experimentar los avances tecnológicos y accesorios renovados. Los autos incorporan de manera constante nuevas características junto con sistemas de seguridad más modernos y evolucionados.

Por otra parte, debés tener en cuenta que el primer service de fábrica hay que hacerlo a los 10 mil km: esto te va a permitir mantener la garantía del auto. En adelante, se recomienda realizarlo cada 15 mil km. 

Elección del nuevo vehículo

ICBC Cambiar auto
Además del factor económico, que es clave, existen otras cuestiones relevantes a considerar a la hora de pensar en comprar un 0 km. “La elección no se toma solamente teniendo en cuenta cuál es el último modelo o el más tecnológico. Resulta primordial comprender que la seguridad de sus ocupantes se convierte en un requisito prioritario”, clarifica Vasino. Tampoco hay que dejar de reparar “en las bonificaciones y financiaciones que hay”. Para saber más sobre este asunto, no dejes de leer nuestra nota Financiar el sueño del auto propio


También se deben tener en cuenta las características del auto que nos serán más beneficiosas: tamaño, número de personas a transportar, espacio de carga, distancia de los viajes que planeas hacer usualmente y el rendimiento del combustible que buscas tener.

 

Así, conociendo estos datos, es momento de empezar a disfrutar de las comodidades y ventajas de un nuevo andar.