Guía para comprar un auto usado

Guía para comprar un auto usado

Te contamos todo lo que tenés que saber para que tu próxima adquisición esté acorde a tus necesidades. Documentación y chequeos para hacer un buen trato.


Si lo que querés es disfrutar de tener tu propio auto pero sin tener que pagarlo como un 0 Km, podés encontrar uno usado en perfecto estado. Es importante que sepas cómo es el paso a paso para concretar la adquisición y que puedas manejar la operación con autonomía e información certera.
Seguí leyendo estas recomendaciones.

Primera elección

Consejos para comprar mi próximo auto usado |ICBC
Hay varios sitios de internet donde podés buscar el auto para vos, como Car One o deautos.com o demotores.com. No solo publican la foto y el precio, sino que aclaran si la venta es por concesionario o por parte de un particular. Además, tenés la ventaja de poder comparar modelos y tarifas, y hasta restringir la búsqueda según tu presupuesto.

También tenés la opción de ir directamente a los concesionarios de tu marca preferida para consultar la disponibilidad que tienen, así como, si no tenés apuro, comentarle acerca de tu búsqueda a conocidos, por si están al tanto de algún potencial vendedor de confianza.
Te será útil saber que, en general, los precios de los concesionarios son más altos ya que, en definitiva, estás pagando también por un servicio que te ofrece garantía. 
Más allá de adonde elijas comprar tu próximo auto usado, si tiene menos de ocho años pero necesitás el dinero, podés acceder a los préstamos prendarios ICBC.

Conductor al volante

Consejos para comprar mi próximo auto usado |ICBC
Una vez que el auto pasó la primera prueba; es decir, que comprobaste su estado a simple vista, es importante que puedas notar su andar, escuchar los ruidos que hace y si hay alguno que te llama la atención. Probar si te sentís cómodo, porque sos vos el que lo conduce y sólo lo podés testear si el auto está en funcionamiento.

Por lo tanto, te sugerimos que pruebes el modo de arranque y que manejes a distintas velocidades para chequear la caja de cambios, los frenos y la amortiguación.
Lo ideal es que pueda acompañarte a la inspección un amigo que sepa de autos, o que al menos tenga mayor conocimiento que vos y, si tenés algún mecánico de confianza, también podrías pedirle su opinión profesional. Sobre todo, para evaluar el buen estado del motor. Es clave chequear que no pierda combustible ni aceite y que mantenga la temperatura adecuada, tanto cuando el auto está encendido como apagado. 

Pasos finales

Si estás conforme con el auto y te gustaría comprarlo, ya es tiempo de avanzar con la documentación para que sea definitivamente tuyo.
 

1. Verificá que la Cédula Verde y el Título de Propiedad del Automotor estén a nombre del vendedor.

2. Anotá el número de patente del auto y pedí la verificación policial. 

3. Solicitá el estado de deuda por patentes en la localidad en la que está radicado el auto. Podés averigua dónde y cómo hacerlo aquí. Es el dueño actual del vehículo quien debe pagar la deuda, si la tuviera.

4. Pedí el estado de deuda de infracciones de tránsito. Para saber dónde y cómo, entrá aquí. Si existen infracciones impagas, debe abonarlo quien quiera venderte al auto antes de que lo compres.

5. Se recomienda solicitar un Informe de Dominio, en el cual se detallen los distintos titulares y los lugares de radicación del vehículo desde su primer patentamiento hasta hoy en el Registro Automotor que corresponde al domicilio del titular del auto. Si tenés dudas, podés ingresar a la Dirección Nacional de los Registros Nacionales del Automotor y Créditos Prendarios. 

 

Ya estás listo para poder comprar tu auto y sentir la libertad de elegir tu propio camino.