Sistema Start/Stop: qué cambia al conducir

Sistema Start/Stop: qué cambia al conducir

Publicación: Agosto 2019

Esta novedosa tecnología permite ahorro de combustible y bajas emisiones contaminantes

El sistema Start/Stop es una de las innovaciones más importantes que se pueden encontrar en los autos lanzados durante los últimos años en la Argentina.

Se trata de una tecnología diseñada para reducir emisiones contaminantes y bajar el consumo de combustible, y que está presente en una gama de vehículos cada vez más amplia. Si bien, en un principio, apareció en modelos de alto costo, hoy es una característica que se va estableciendo como normal en todos los segmentos.

¿Cómo funciona?

¿Para qué sirve el sistema Start Stop en autos?
Estudios de la industria automotriz indican que durante la circulación en ciudad, un auto se encuentra detenido con el motor en marcha alrededor del 30% del tiempo. El caso más típico es la espera que se da frente a un semáforo.

Entonces, lo que hace el sistema Start/Stop es apagar automáticamente el motor cuando detecta que no hay movimiento. Y, cuando el conductor necesita arrancar, lo enciende de nuevo para continuar el trayecto.

De esta manera, se puede lograr un ahorro de hasta el 15% en el combustible utilizado. Desde luego, cuanto más “trabado” sea el itinerario, más serán las veces en las que se apagará el motor y mayores serán los beneficios en cuanto a uso de nafta.

La mayoría de los vehículos que incorporan el sistema poseen un botón para deshabilitarlo. Sin embargo, también hay algunos en los que esa posibilidad no existe –funciona todo el tiempo–, por lo que es un detalle a considerar.

Lo que cambia

¿Para qué sirve el sistema Start Stop en autos?
Los sistemas Start/Stop evalúan la velocidad del vehículo, además de la posición de los pedales y caja de cambios, para determinar cuándo apagar o encender el motor.

Generalmente, cuando el auto se detiene, desacelera a menos de 3 Km/h, y la transmisión se encuentra en punto muerto, está listo para apagar el impulsor.

El arranque se produce cuando se pisa el embrague y se coloca la primera marcha, o –en automáticos– en el momento en que se levanta el pie del freno.

Una preocupación lógica de los conductores tiene que ver con cuánto se sienten dentro del habitáculo esas paradas y arranques frecuentes. La realidad es que el retome de marcha del Start/Stop nunca es tan notorio como el primer arranque del coche, por una simple razón: todos los componentes se encuentran ya perfectamente lubricados y a temperatura óptima.

En modelos más viejos, el Start/Stop puede ser bastante notable, pero es un tema que se ha perfeccionado. En todo caso, es una cuestión que varía ligeramente con cada marca y modelo. La prueba en un concesionario o los comentarios de usuarios pueden ser importantes, para conocer detalles de un auto en particular.

¿Cuándo desahabilitar el Start/Stop? Las automotrices afirman que, en realidad, no hace falta hacerlo casi nunca. No obstante, eso puede ser útil cuando se está en un embotellamiento muy severo –que generaría paradas excesivas y molestas– o en los viajes en ruta, cuando no entra en acción.

Mecánica reforzada

¿Para qué sirve el sistema Start Stop en autos?

La sucesión de arranques en un corto período de tiempo es una práctica desaconsejada para vehículos tradicionales. No obstante, los que traen Start/Stop cuenta con algunos componentes especiales para enfrentar este desafío.

Por ejemplo, el motor eléctrico de arranque viene preparado para una mayor utilización y la batería es de una capacidad más alta (no sirven las comunes). Este elemento es clave, porque cuando el motor se detiene en un semáforo, accesorios como la radio, las luces o la ventilación deben seguir funcionando.

En definitiva, el Start/Stop cumple la función de ahorro de combustible con un mínimo impacto en los hábitos de conducción tradicionales.

 

 

 

 

 

Si pensás en disfrutar de esta tecnología en tu próximo auto 0Km, tené en cuenta que podés financiarlo de manera rápida y segura con nuestros préstamos prendarios.