Superfamiliares: vehículos de 7 pasajeros

Superfamiliares: vehículos de 7 pasajeros

En el mercado argentino hay muchas opciones para quienes buscan espacio y comodidad
 

Super Autos Familiares | Autos para más de 7 pasajeros
La mayoría de los autos que circulan en el país están preparados para transportar hasta cinco personas. 

Pero también hay una buena cantidad de alternativas para quienes necesitan un vehículo de mayor capacidad a fin de trasladarse con una familia numerosa. 

Es interesante conocer las ventajas de estos rodados que, sin llegar a ser minibuses, integran siete plazas y resultan muy versátiles para transitar en la ciudad o en la ruta.

Lo que tienen en común los “superfamiliares” es que agregan una tercera fila de asientos que permite sumar dos lugares a los cinco tradicionales.

Fiat Dobló, Chevolet Spin LTZ, Peugeot 5008 y Toyota Hilux SW4 son algunos de los disponibles actualmente como en la Argentina. 

A ellos se puede sumar la línea anterior de Renault Kangoo, que se discontinuó en 2017 y puede ser un usado interesante.

Claro que en este segmento no son todos iguales: hay diferencias importantes en equipamiento, precios y porte (por ejemplo, Hilux SW4, es prácticamente una pickup cerrada). 

En los vehículos más grandes las dos plazas traseras resultan tan cómodas como las de la segunda línea. En otros, se incorporan con ciertas limitaciones: no ofrecen tanto espacio para las piernas de los adultos, por lo que pueden ser más adecuadas para niños.

Además, en ciertos casos los asientos de la tercera fila se pueden plegar –o, directamente, remover del vehículo– para lograr mayor espacio de carga de equipajes.

Características recomendables

Super Autos Familiares | Autos para más de 7 pasajerosAl momento de elegir un vehículo de siete plazas es importante considerar algunas cuestiones deseables que, de estar disponibles y permitirlo el presupuesto, pueden configurar el modelo “ideal”.

Potencia. Si se piensa en traslados frecuentes con siete personas a bordo, y en viajes se planea llevar, además, equipaje abundante, es probable que la carga se aproxime a los límites establecidos.

Mover esta carrocería requerirá de un motor potente, que permita gozar de agilidad en ciudad y solvencia en la ruta. Es un factor que puede ser decisivo en la comparación entre distintos modelos.

Climatizador. Un aire acondicionado con salida a las plazas traseras ayudará a refrescar el interior rápidamente y será importante para quienes viajen en la última fila.

Ítems de confort. Mesitas tipo avión detrás de los asientos, luces para pasajeros en el techo y algún tomacorriente adicional –usualmente, en la segunda fila– serán elementos valorados. No son características indispensables, pero pueden hacer mucho más entretenido un viaje.

Sensores de estacionamiento, cámara de retroceso. Con todas las plazas ocupadas, la visibilidad hacia atrás puede verse bastante limitada. Por eso, si las ayudas para estacionar se ofrecen como opcionales, convendrá adquirirlas.

Seguridad activa. En el mercado argentino todavía algunas características como el control de estabilidad no vienen de serie en todos los autos, sino que se adquieren como agregados en algún “pack”. En todo caso, es importante no ahorrar en este apartado.

Seguridad pasiva. Está compuesta por los cinturones de seguridad, anclajes Isofix (para sillas de bebé) y airbags. Aquí, la clave está en verificar si los asientos de la última fila garantizan un nivel de seguridad equivalente a los demás.

Al volante

Las virtudes de los SUV y monovolúmenes dotados de la capacidad de llevar siete pasajeros son muy seductoras para cualquier conductor.

Si te decidís a ir por uno de ellos, te recordamos que en ICBC ofrecemos créditos para adquirir rápidamente tanto un 0Km como un usado.