Todas las claves para comprar un auto usado

Todas las claves para comprar un auto usado

En esta nota, los aspectos centrales que tenés que tener en cuenta para elegir un vehículo y realizar una transacción exitosa.

Luego de analizarlo, tomaste la decisión y optaste por adquirir un vehículo usado. Si la unidad está en muy buen estado y los papeles están en orden, no debería ser una operación riesgosa. 

Incluso, hay quienes prefieren volcarse por un usado semi nuevo para no tener que asumir el pago de patentamiento y flete, como sí sucede cuando se saca un 0Km de la agencia. 

Además, no es necesario contar con todo el efectivo: si sos cliente ICBC podés obtener un crédito prendario para la financiar la compra de un vehículo usado, sin intermediarios.

Lo que necesito saber antes de comprar un auto usado
Sin embargo, hay algunos aspectos que deberán tenerse en cuenta para no tener luego problemas mecánicos o legales. 

El primer aspecto que debés preguntarte es a quién comprarle una unidad usada. Es decir, si a una agencia o a un particular. 

Hay concesionarios, especialmente los oficiales, que además de comercializar 0Km, también venden usados “garantizados”, lo que brinda una mayor tranquilidad tanto frente a eventuales problemas técnicos como a nivel “papelerío”. 

Sin embargo, esa suerte de garantía que otorgan y esa tranquilidad que ofrecen a la hora de realizar la transferencia y de entregar todos los papeles en orden (incluyendo impuestos y patentes), también tiene un costo extra. 

“Optar por una agencia y que además extienda una garantía, sin dudas da mayor tranquilidad. Pero esto tiene un costo que puede ser un 10% a un 15% más elevado”, explica el gerente comercial de una agencia oficial. 

Verlo para sacarse las dudas

Lo que necesito saber antes de comprar un auto usado
Igualmente, se realice la operación a través de una agencia o de un particular, siempre hay que chequear personalmente el vehículo y sacarse todas las dudas.

Si bien a través de fotos la unidad puede verse en buen estado, es recomendable ir a verlo a plena luz del día, para poder chequear el verdadero estado de la pintura y, lo más importante, poder verificar que no muestre cambios de tonalidad o de textura que delaten un choque que fue reparado, algo que puede detectar más fácilmente un mecánico.

Contribuye también abrir y cerrar las puertas y verificar que la tapa del baúl cierre sin esfuerzo. Si tenés un ojo un poco más experimentado, podés revisar el piso del baúl. En general, si el auto tuvo algún tipo de impacto considerable, luego quedan “cicatrices” que no son fácilmente disimulables en un taller de chapa y pintura. 

Observá también el buen estado de los cuatro neumáticos y de la rueda de auxilio. Si están en mal estado, además de resultar peligroso, implicará tener que realizar un importante desembolso apenas seas el propietario. Por eso siempre incluí esta variable en la ecuación del precio final que arregles con el vendedor. 

Manejalo y probalo

Lo que necesito saber antes de comprar un auto usado
Siempre tratá de manejar el vehículo que vas a comprar, para verificar, ante todo, si te resulta cómodo y si te brinda una experiencia de manejo confortable. Es decir, si el auto es lo que esperabas y responde a tus expectativas. Muchas veces la compra se decide por el aspecto estético y de diseño, pero la funcionalidad es un aspecto incluso más central. 

Posteriormente, más allá del historial que te puedan pasar del vehículo, es importante conducirlo y comprobarlo en la práctica. Allí vas a poder prestar atención a los ruidos del tren delantero y cómo responden los amortiguadores ante lomos de burro o las imperfecciones del asfalto, así como también el estado de los frenos. 

Ya en el interior, si el auto acusa pocos kilómetros, confirmarlo con el buen estado de los tapizados, los asientos y el volante, que son las zonas que más se desgastan con el uso. 

Muy importante es encender el vehículo y comprobar el poder de enfriamiento del equipo de aire acondicionado, más allá de la seguridad que te pueda transmitir el vendedor. Si falla, dependiendo el modelo, es un arreglo que puede requerir de un presupuesto importante.

En cuanto al motor, hay que tener un ojo un poco más experimentado para detectar ruidos inusuales, chequear pérdidas de fluidos o de aceite o verificar que haya una buena compresión.

Lo que necesito saber antes de comprar un auto usado
Esto último lo podés monitorear en compañía con un mecánico de confianza. Pero también podés coordinar con el vendedor para que lleve su vehículo a un taller de tu confianza para que le hagan un monitoreo más a fondo.

Incluso, si te genera dudas, podés pedir que revisen el odómetro, para cerciorarte que efectivamente los kilómetros sean reales. 

En cuanto a los papeles, el vendedor deberá contar con toda la documentación en regla, como es el título de propiedad, la verificación policial, la verificación técnica vehicular al día y formulario 08. Además, el vendedor tendrá que entregar dos juegos de llaves, dispositivo de alarma (en caso que la tenga instalada) y manuales.

Es importante que, si está todo listo para avanzar con la operación, se realice la transferencia lo más rápido posible, dado que esta es la forma de asegurarse la propiedad del vehículo adquirido, al tiempo que desliga al vendedor ante posibles inconvenientes. 

Así que si ya estás decidido, buscá el auto con el que estás soñando y seguí estos pasos para tener una buena experiencia de compra. Y, para estar protegido, recordá que en ICBC podrás contratar el seguro que mejor se adapte a tus necesidades.