Equipamiento base o full, alternativas para disfrutar el auto

Equipamiento base o full, alternativas para disfrutar el auto

Seguramente tu vehículo favorito tiene dos versiones para que elijas. Descubrí qué comodidades estás dispuesto a ceder o no, cuando debas decidir cuál comprar.

Comprar tu Auto - ¿Qué equipamiento elegir? | ICBC

 

¿Base o full? Los distintos modelos de autos se diferencian, entre otras cosas, por las prestaciones y el equipamiento que brindan. 
Si bien en los últimos años la versión base ha ido incorporando algunas funciones que en otro tiempo se solían encontrar en un auto full, como el airbag y los frenos ABS, las marcas van agregando nuevos detalles para diferenciarse. 


Si te preguntás si vale la pena incrementar el gasto para tener un vehículo más confortable, cuáles son los detalles que nos impulsan a realizar un esfuerzo económico, y con qué nos seducen las grandes marcas, te contamos las principales diferencias y repasamos algunos de los nuevos gadgets de las versiones full para que sepas, compares y elijas el equipamiento que no querés que falte en tu próximo auto.

Más allá de las variantes, hay un patrón común que se repite en los autos base: no cuentan con alarma, dirección asistida, levanta vidrios eléctricos ni faros antinieblas, entre otras particularidades.

Si la falta de alguna de estas ventajas no te incomoda, podés aventurarte en alguna de estas versiones light. Pero si querés tener un auto con todas las comodidades, no podés dejar pasar algunos elementos que hacen la diferencia.

Nuevos must

Las versiones full se vuelven atractivas con “chiches” tecnológicos y elementos de seguridad que muchas veces te van a hacer dudar sobre el auto que elijas. En el mercado actual, hay una serie de must que los full incorporaron. Repasamos algunos para que las tengas en cuenta:

Car Play / Android Auto / Mirrorlink

La conectividad entre el teléfono celular y el auto ha pasado a ser una necesidad básica para algunos. Por eso, las compañías que batallan en el mundo digital pelean por estar dentro de cada vehículo. Car Play (Apple), Android Auto (Android) y Mirrorlink son los principales sistemas de integración de plataformas.

 

Lo que hacen es darte la posibilidad de disponer de tus aplicaciones preferidas en el auto y ser una extensión de tu dispositivo móvil.

Sistema de navegación

El GPS integrado ya es una parte fundamental de estos vehículos. Se luce en la parte superior de la consola central, en pantallas táctiles de cinco o siete pulgadas, y podés elegir el mejor camino a través del comando de voz, para no quitarle atención al manejo.

Sensor de lluvia

Detecta gotas de agua en el vidrio delantero y activa automáticamente el limpiaparabrisas. Reacciona en fracciones de segundos, de modo de asegurarte la correcta visión, si, por ejemplo, al pasar al lado de un auto, éste te salpica e inclusive por el agua que levanta en su andar. Además, el limpiaparabrisas adapta la velocidad dependiendo la intensidad del agua.

Control de velocidad crucero

Esta función te permite mantener una velocidad prefijada de forma automática y liberar el acelerador. Para evitar situaciones peligrosas, el sistema se cancela y deja de funcionar en cuanto el conductor toca el pedal de freno o el de embrague. Es ideal para viajes en ruta, donde tenés una velocidad límite establecida durante largos caminos.

Sensor de estacionamiento y visión periférica

Es un sistema de ayuda para estacionar con cuatro cámaras posicionadas alrededor del auto -en la parte delantera, en los espejos laterales y arriba- que, como conductor, te permite tener una visión 360° de los objetos y personas que se encuentran cerca de tu vehículo.

Equipamientos para autos - ¿Cuál elegir? | ICBC
Estos son sólo algunos destacados. Existe equipamiento aún más sofisticado, como el sistema de asientos ventilados con función de masajes, o el sistema de pre-colisión para los que buscan mayor seguridad. 

Como para ir haciendo cuentas, te contamos que el gasto aproximado entre un vehículo con equipamiento base y su versión full varía según cada modelo y marca. 
La diferencia de precios puede llegar a una brecha de hasta un 40 %, como en el caso del Volkwagen Gol Serie (base) y el Highline (full), por mencionar sólo un ejemplo. Eso sí, en casos como éste debés tener buena tolerancia al calor, ya que el auto en su modo básico no dispone de aire acondicionado.

También podés encontrarte con modelos con una dispersión menor, como el Ford Ka, cuya opción S1.5L (base) frente a la versión SEL1.5L (full) tienen una diferencia de precio del 16%. 
Ambas versiones brindan la posibilidad de acceder a otro nivel de vehículo para disfrutar de comodidades que marcan la diferencia.

De todos modos, siempre podés consultar por préstamos prendarios o leasing para comprar el auto que deseás. De hecho, si querés saber más cómo financiar su adquisición, te recomendamos leer la nota Alternativas para financiar la compra de tu vehículo.

Seas más o menos exigente, lo cierto es que tenés una guía para pensar lo que no te puede faltar para poder disfrutar de tu auto como más te guste.