Emprender o no emprender: esa es la cuestión

Emprender o no emprender: esa es la cuestión

Los pros y los contras a tener en cuenta a la hora de pensar en el negocio propio. Consejos para no quedarse en el camino.

¡Emprender o no emprender, esa es la cuestión!
Iniciar un negocio propio puede representar, para algunos, la salida de la relación de dependencia en pos de un proyecto personal. 

Para otros, el concretar un sueño que los acompaña desde hace años y tiene un fuerte valor emocional. También el impulso puede responder a la idea de convertir una idea en un gran negocio. 

Sea cual sea el motor, lo cierto es que los emprendimientos que funcionan suelen compartir una columna vertebral en común. Es decir, una serie de lineamientos que convierten a ese sueño, proyecto o idea en una realidad sustentable.

La revista estadounidense Forbes creó un espacio propio para que “empresarios y líderes excepcionales se reúnan con las personas y los recursos necesarios que puedan ayudarlos a prosperar”. 

A este espacio lo denominaron Forbes Coaching Council y, en él, no solo ayudan a profesionales a posicionarse y elevar sus carreras, sino, también, a aquellos que quieran iniciar sus propios emprendimientos.

 

¡Emprender o no emprender, esa es la cuestión!
En primer lugar, destacan la importancia de investigar y entender el mercado al que se quiere llegar. “Es importante estar a tono para saber en dónde están y lo que quieren los clientes que, a veces, suele ser distinto de donde uno desearía que estuvieran”, aseguran.

Emprender no es igual a empezar un trabajo nuevo. En la primera instancia del negocio el emprendedor tiene que poder operar y moverse en una variedad de temas desde ventas y marketing, pasando por finanzas, operaciones y hasta recursos humanos. En este aspecto aconsejan ser “paciente y persistente” y mantener en una postura de “aprendizaje continuo”.

Desde Forbes, destacan que uno de los puntos en contra que puede funcionar como el “talón de Aquiles” de un proyecto es perderse en el corto plazo. 

“El emprendedor debe, al menos, una vez por semana, hacerse tiempo para reflexionar sobre lo que está haciendo y lo que quiere hacer por la salud de largo plazo del negocio”.

¡Emprender o no emprender, esa es la cuestión!
Otro de los problemas que pueden generarse, sobre todo en el inicio, es el del aislamiento. Es decir, que las tareas que demanda el emprendimiento lleven al propio fundador a estar fuera del circuito de su sector y del ecosistema de negocios. 

Para esto, es recomendable “obligarse” a experimentar el networking con ejecutivos y empresarios que ya hayan pasado por esa instancia. También recomiendan contar con un mentor o bien, con un coach, que pueda asesorar, acompañar y hasta impulsar la etapa de start-up del negocio. 

Desde ICBC ofrecemos una batería de herramientas para impulsar a los emprendedores argentinos, a través de un completo menú de alternativas pensadas para Pymes y emprendedores. 

Más allá de la atención exclusiva, ofrecemos el mejor asesoramiento para el comercio exterior con un China Desk, para el intercambio comercial bilateral y la plataforma ICBC Multiplay Comercio Exterior, para liquidar y consultar online todas las operaciones sin la necesidad de presentar papeles al banco.

Ingresá a nuestra banca corporativa y mira qué otras herramientas te ofrecemos para hacer de tu emprendimiento, una realidad