Habilidades blandas: ¿cuáles son las más valoradas por las empresas?

Habilidades blandas: ¿cuáles son las más valoradas por las empresas?

Las rápidas transformaciones en el mundo del trabajo actual hacen que las cualidades humanas se conviertan en un elemento central para fortalecer relaciones y gestionar cambios

¿Qué son las habilidades blandas?
En un panorama laboral donde las tareas se automatizan y las responsabilidades evolucionan, es válido preguntarse qué es hoy por hoy ser competente en el trabajo, cómo aportar valor a una organización y cuál es la clave para afrontar los cambios.

En ese sentido, las llamadas habilidades blandas, o soft skills, se están convirtiendo en un imperativo para el desarrollo de una carrera y para los negocios, en los que los conocimientos técnicos “duros” por sí solos ya no alcanzan.

Las habilidades blandas son capacidades inherentemente humanas, como la comunicación y la empatía –por sólo nombrar dos–, que resultan una poderosa herramienta para fortalecer las relaciones y gestionar procesos.

Aunque todos las tenemos, los expertos afirman que para aprovecharlas tanto los empleados y cómo las empresas deben impulsar su despliegue en el trabajo cotidiano, si bien recomiendan prudencia y moderación a la hora de ponderarlas.

El valor de lo humano

¿Qué son las habilidades blandas?
Un reciente estudio realizado por la compañía de recursos humano Addeco, explica que las personas todavía tienen una ventaja competitiva dominante sobre la tecnología: la capacidad de entender a otras personas.

Expresar empatía, comunicarse con persuasión y buscar un terreno común de manera que permitan acordar un plan de acción grupal son aptitudes clave.

En el mundo del trabajo se está apostando por candidatos que demuestran esas y otras habilidades blandas. Además, las grandes empresas invierten en programas de desarrollo para fortalecer esos atributos en sus empleados.

Los estudiantes y aspirantes deben, entonces, revisar si su repertorio de habilidades actuales contempla estas cuestiones.

 

Cada vez más importantes

La demanda de soft skills va en aumento no sólo por su valor intrínseco e impacto inmediato en una rutina productiva. También, destaca Adecco, porque brindan a las personas una base para aprender y adquirir el dominio de nuevas responsabilidades.

Cuando la red social LinkedIn encuestó a 291 gerentes de reclutamiento en Estados Unidos, el 59% afirmó que las habilidades blandas son "difíciles" de encontrar entre los candidatos.

Es más: el 58% de los encuestados dijo que las deficiencias de las habilidades blandas en sus planteles de empleados estaba "limitando la productividad de su empresa".

Las habilidades más buscadas

¿Qué son las habilidades blandas?
Por otra parte, LinkedIn analizó cuáles eran las habilidades blandas que figuraban en los perfiles de las personas que consiguieron empleo o cambiaron de trabajo en el período de un año.

Así, el relevamiento identificó la comunicación, la organización, el trabajo en equipo, la puntualidad, el pensamiento crítico, las habilidades sociales, la creatividad, la comunicación interpersonal, la adaptabilidad y una personalidad amigable, como las diez habilidades más demandadas por los empleadores.

Al analizarlas con mayor detalle, se puede ver que muchas de ellas están entrecruzadas o se apoyan unas a otras, por lo que su diferenciación no es estricta:

  • Buena comunicación. Involucra tanto al habla como a la capacidad de escritura, fundamental en una época en la que muchas cuestiones se resuelven mediante emails o chats. Las organizaciones siempre se benefician si su personal es capaz de dar cuenta de sus ideas con detalle y sin equívocos.
  • Organización. Tiene que ver con la capacidad de planificar la ejecución de tareas y proyectos, tanto en el día a día como a largo plazo.

    ¿Qué son las habilidades blandas?
  • Trabajo en equipo. Colaborar, aportar, dirigir, motivar. Según el rol que cada uno tenga en un grupo, es importante apuntar a lograr una sinergia creativa y productiva.
  • Puntualidad. Podría parecer algo obvio, pero las empresas esperan que sus empleados tengan esta cuestión resuelta. Caso contrario, porque puede perjudicar los dos ítems anteriores.
  • Pensamiento crítico. Esta habilidad es la que ayuda a evaluar y resolver problemas rápidamente–y así evita que los equipos de trabajo se paralicen–, así como a detectar oportunidades de mejora.

    La creatividad, la experiencia y la capacidad de investigar se combinan en esta cualidad que puede fortalecerse a lo largo de una carrera laboral o de estudio.
  • Creatividad. Ser ingenioso e innovador puede parecer una cualidad innata, pero cualquiera puede mejorar este aspecto. No resignarse a lo dado (“las cosas están bien como están”) y buscar nuevas perspectivas es un punto de partida.
  • Adaptabilidad. Es fundamental en un escenario como el actual, en el que las organizaciones y las profesiones cambian constantemente. Atreverse a salir de las zonas de confort y ser organizado contribuyen a los buenos resultados.
  • Habilidades sociales. El relevamiento de LinkedIn nombra a “ser sociable” como uno de los puntos clave para el éxito laboral.

    Para esto aportan la comunicación interpersonal, que ya no tiene que ver con la precisión de los enunciados, sino con entender situaciones de conflicto, crear confianza y cuidar la imagen que se proyecta

    Este ítem es relevante tanto para el trabajo dentro de la empresa como de cara a los clientes

    Otra habilidad social buscada es la “personalidad amigable”, que se relaciona con la empatía, saber escuchar y tener la generosidad de aconsejar cuando sea pertinente.

Listos para nuevos escenarios

Potenciar tus habilidades blandas puede tener un gran impacto positivo en el futuro de tu carrera y de tus emprendimientos en múltiples ámbitos.
Por eso, la lista de las soft skills más buscadas es una herramienta útil para revisar tu repertorio de aptitudes y fortalecer las que haga falta.

 

Así, con apoyo en los aspectos humanos –que son los que siempre permanecen– es posible estar preparados para enfrentar contextos tecnológicos y profesionales en constante cambio.