Descubrí al creativo que hay en vos

Descubrí al creativo que hay en vos

Ser capaz de generar nuevas y valiosas ideas es una habilidad de todos. Tips para activar tu potencial y aumentar tu nivel de innovación. 
 

Al contrario de lo que muchas personas suponen, ser creativo no es una cualidad de unos pocos. Sin embargo, es cierto que hay quienes tienen esta capacidad más desarrollada que otros, sólo es cuestión de atreverte a ejercitarla, alentarla y estimularla. 
¿Cómo? Hay algunos cursos que podrías hacer como los de la UTDT o los del IAE Bussiness School. Pero, sobre todo, lo que te hace falta es estar abierto y atento a descubrirla en vos mismo. 

Te guiamos en la aventura.

Crear e innovar

Descubrí el creativo que hay en vos - ICBC
Creativo no se nace, por eso, en principio, vale la pena que comprendas que en la creatividad están en juego las ideas o productos, el entorno, la persona y el proceso, tal como explica el especialista Álvaro Rolón, cofundador de Neêlus, una firma con impacto en Latinoamérica que colabora en la creación de estrategias y culturas de innovación. 

Se trata, entonces, de que las personas utilicen procesos creativos en un entorno propicio, para lograr productos o conceptos ingeniosos. Pero a la hora de dar una definición más formal, Rolón señala que a nivel laboral, académico y de negocios, bien podría decirse que “la creatividad es la capacidad de desarrollar y de pensar ideas novedosas y útiles. Es decir, ideas nuevas que tengan un valor. Se trata de poder juntar esos dos criterios”, resalta quien también ha diseñado y dirigido programas de postgrado en Creatividad e Innovación en IAE Business School y en diversas escuelas de negocios de Latinoamérica.

¿Creatividad e innovación son lo mismo?

No. Ser innovador es tener “la capacidad de implementar de manera exitosa las ideas creativas. Tiene que ver con un valor colectivo”.  Involucra ciclos de adaptación en la que cada vez más personas encuentran valor en las ideas que se gestan y, a su vez, aportan nuevas. 

Advertencias para atender

Descubrí el creativo que hay en vos - ICBC
“Hay como un cliché: cambiemos todo. Cierto frenesí por lo nuevo y es ahí donde aparece la frivolidad, una manera de esquivar las conversaciones importantes y de preguntarnos por qué estamos acá” advierte Rolón, autor del libro La creatividad develada (IAE Press).


El especialista destaca la importancia de relacionar una idea con una persona y de construir y avanzar sobre lo que otros han creado, como así también, tomar conciencia de que “si hay valor, lo esencial no debe ser cambiado porque, en definitiva, la originalidad debe remitirse al origen y lo esencial está en el origen”, reflexiona. Además, agrega que “hay demasiados tecnócratas y pocos sabios. Endiosamos a la tecnología y lo importante está a nivel conciencia”. De ahí que la creatividad bien entendida debería hablar de “tu potencial como individuo” y estar ligada a “ser creador de bienestar”. Por ejemplo, de “hacer accesible la tecnología para mejorar la calidad de vida de la gente”, afirma Rolón.

Hay otros tres conceptos que menciona que pueden resultarte reveladores:

 

  • No hay que creer que las herramientas están fuera de uno, sino que surgen de vos, de tu voluntad y tesón. 
  • Los brainstorming (tormentas de ideas) sólo te van a servir si previamente estuviste trabajando y reflexionando acerca de conceptos, propósitos y proyectos. 
  • Hay distintos modos de ser creativos. Están las personas que tienen una personalidad más innovadora y otras más bien conservadora. Los primeros tendrán ideas disruptivas, mientras que los segundos estarán más enfocados en los detalles. Y así como unos cruzan especialidades, los otros profundizan en alguna de ellas. 

Consejos para atesorar

Es fundamental que comprendas que no hay una fórmula o receta para ser creativo. Sin embargo, sí hay recomendaciones e instrumentos a los que deberías estar atento para estimular tu capacidad de crear ideas novedosas y útiles. Rolón nos acerca unas muy valiosas para que crezcan tus niveles de creatividad. Todas tienen algo en común: se trata de animarse.
 

Descubrí el creativo que hay en vos  - ICBCHacer algo distinto
 Empezar por preguntarte cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez, puede ser un buen inicio. Es que si siempre hacés lo mismo, del mismo modo y en el mismo orden, es más difícil que puedas ser permeable para vincularte con novedades. El gran paso sería incorporar a tu vida pequeñas situaciones y oportunidades que te abran la puerta a lo nuevo. Es probable que te vayas animando cada vez más hasta que, de golpe, te des cuenta de que te renovaste. 

 
 
Cambiar la mentalidad 
Las creencias que tenemos arraigadas son muy difíciles de modificar. Por eso, la única forma de hacerlo es a través de las vivencias, de respirar aire nuevo.




Descubrí el creativo que hay en vos - ICBC
Permitirse dudar
La creatividad surge entre la certeza y la duda. Un libro distinto puede renovarte, motivar nuevas ideas. También puede hacerlo una buena charla en la que hayas podido escuchar en lugar de cerrarte en tu paradigma (te recomendamos leer la nota Comunicación efectiva, una habilidad necesaria). El extremo de la creatividad es la manipulación y el fundamentalismo; por lo que es esencial tener un alto nivel de escucha, de atención y de empatía, para poder desconectarse de la realidad en la que uno está inmerso y atreverse a conectar con la de los demás.

Apasionarse 
La pasión entendida como el entusiasmo movilizador, es sumamente necesaria y es una cualidad esencial para desarrollar la creatividad. Es que emerge como una función de la actitud. ¿Tenés ganas de crear algo nuevo? Si la respuesta es sí, es probable que lo logres porque basta tener la motivación y la pasión suficientes para concretarlo. 

 

Descubrí el creativo que hay en vos - ICBC
Convertirse en un explorador 
Explorar es enfrentarte a una aventura y la creatividad lo es. Es decir, no se trata de que vayas por un camino, sino de que descubras pistas nuevas a medida que avanzás.

 
No renunciar a los propios deseos 
Si estos son claros, justos y buenos, en algún momento los vas a poder cumplir. Las claves para no doblegarte son la resiliencia, la persistencia y la voluntad.

 

 

 

 


Ser creativo, entonces, te hace libre. Por eso, bien vale la pena que te atrevas a revisar tus certezas, estar más dispuesto a escuchar, darle lugar a tus deseos e incluso revalorizar las ideas ya existentes para encontrar tu propio camino y desarrollar, así, tu capacidad de crear e innovar.