Z7_9216HH42MOQIF0QJB2H76L8RJ6
Z7_9216HH42MOQIF0QJB2H76L8RJ5
Z7_9216HH42MOQIF0QJB2H76L8RJ7

"¿Qué requisitos "irrenunciables" exigen los talentos top?"

"¿Qué requisitos "irrenunciables" exigen los talentos top?"
Z7_9216HH42MOQIF0QJB2H76L8RB4
Z7_9216HH42MOQIF0QJB2H76L8RB6

Publicación: Junio 2021

Ejecutivos y directivos también cambiaron sus prioridades en medio de la pandemia. ¿Qué piden ahora y qué empresas están en condiciones de dárselo?


Para liderar los negocios en 2020, las empresas debieron adaptarse con nuevos líderes y en algunos casos con nuevas finanzas. Fue necesario adoptar canales online que no existían o no estaban desarrollados, hacer frente al desafío de la logística, coordinar equipos descentralizados y remotos a la fuerza entre otros desafíos.
Y por eso es que, tras la experiencia del primer año de pandemia, los talentos directivos los talentos directivos o ejecutivos que son clave para los equipos locales tienen pretensiones y requisitos irrenunciables para el contrato de trabajo al momento de aceptar una oferta.
"El boom digital se dio tanto en empresas tecnológicas como en las tradicionales, que se vieron en la necesidad de acelerar su transformación, y salieron todas al mismo tiempo a buscar perfiles similares. Esto derivó en una escasez para posiciones específicas relacionadas al manejo de datos, tecnologías, producto, user experience, etc. Muchos de estos roles hasta ese momento no existían en las empresas tradicionales. Como consecuencia, aquellos que ya tenían ese know how experimentaron un salto en su valor de mercado", comenta Ezequiel Palacios, Director Asociado de Glue Executive Search.
En ese marco, la competencia por el talento fue – y es- con rivales del exterior que ofrecieron y ofrecen condiciones muy valiosas. 
Así fue como, por ejemplo, cobrar al menos parte de la remuneración en moneda dura o tener una cuenta en el exterior (para los casos de ofertas laborales en multinacionales) pasó el año pasado de ser un buen "nice to have" al cual estos perfiles destacados apuntaban, a convertirse en un requisito irrenunciable para aceptar una oferta determinada.

 

Z7_9216HH42MOQIF0QJB2H76L8RB5

Ya no más "líderes 24x7"


Si bien solía esperarse que quienes asumen posiciones de liderazgo en puestos ejecutivos y directivos estén disponibles y trabajando activamente las 24 horas y los 7 días de la semana, hoy se buscan otros tipos de talentos, estos talentos clave ya no resignan flexibilidad ni bienestar para aceptar una oferta laboral.
El primer enfoque, se sabe, solo conduce al agotamiento de recursos que son valiosos y escasos. La pandemia lo dejó más que en evidencia y por eso es que, para aceptar un nuevo empleo, ellos comenzaron a poner la flexibilidad en la balanza, al punto que se convirtió en un estándar de mercado.
"Los ejecutivos han incorporado el concepto de ‘balanced life’ a una posición que hubiese sido impensada antes. La dinámica familiar de muchos gerentes -que han postergado su paternidad o maternidad a favor de su carrera profesional- permitió encontrar la importancia de compartir la crianza y educación de sus hijos, sosteniéndola de forma más equitativa con la pareja", explica Alejandro Bagnato, Managing Partner de Glasford International Argentina.
En su opinión, fue por eso que ya en las condiciones de ingreso a un nuevo puesto se están estableciendo condiciones específicas de trabajo remoto y presencialidad (dependiendo de las características del trabajo), como la cantidad de días en los que la persona se desempeñará desde el hogar, días de "integración escolar", horarios flexibles, etc.

Z7_9216HH42MOQIF0QJB2H76L8RR2


De hecho, un estudio del IAE Business School y su Centro Conciliación Familia y Empresa (CONFyE) en alianza con Marea Consulting de México y con ManpowerGroup Argentina que encuestó a 870 ejecutivos de organizaciones de 20 países de América Latina entre octubre y enero últimos revela que el 88% se inclinó por elegir una modalidad "blend" de trabajo, que combina la presencialidad con la virtualidad.
Asimismo, mayor respeto por la vida personal y familiar fue algo mencionado como una tendencia para quedarse en el trabajo del futuro por el 80% de los encuestados.Demostrando esto, el deseo de búsqueda de una vida saludable a nivel laboral.
Al respecto, la directora del Centro CONFyE del IAE Business School, Patricia Debeljuh, concluye que “el mundo laboral que conocíamos ya no es el mismo, y la irrupción tecnológica y la revolución digital que hemos experimentado en este tiempo hace necesario redefinir los patrones laborales tradicionales, lleva a desarrollar nuevas competencias, a reorganizar las tareas y a liderar los equipos de una manera distinta, a respetar más la realidad familiar de las personas y a entender los desafíos de la inclusión como un reto que involucra por igual tanto a hombres como a mujeres porque todos estamos siendo protagonistas de estos cambios”. 

Z7_9216HH42MOQIF0QJB2H76L8R70

(*) La vigencia de la información que se brinda en este artículo, corresponde a la fecha de publicación indicada al comienzo.