Planes para disfrutar Nueva York con los chicos

Planes para disfrutar Nueva York con los chicos

¿Te vas de viaje a la Gran Manzana con tus hijos o sobrinos? Te contamos qué podés hacer durante cinco días para que la experiencia sea inolvidable para todos. 

La cantidad de propuestas que ofrece Nueva York es inmensa. Hay tanto para conocer, que sin una brújula y un mínimo de planificación, es fácil marearse. ¡Y más si vas con chicos! Porque ‘la ciudad que nunca duerme’ se saca un 10 en lo que a opciones divertidas se refiere. Acá, una guía para que aproveches cada minuto en este destino que se disfruta a toda edad.

Día 1

Planes para disfrutar de Nueva York con los chicos | ICBC
¿Ir a un museo con chicos? Definitivamente, sí. Ellos adoran a los dinosaurios. Por eso, no te vas a arrepentir de llevarlos al Museo de Historia Natural, en el Upper East Side, donde se filmó Una noche en el museo. Allí podrán asombrarse con los restos fósiles (incluido el Titanosaurio, de 40 metros de largo, descubierto en Chubut), interiorizarse sobre el mundo de la astronomía y otras ciencias con actividades interactivas para chicos. El Met también es una buena idea. Ofrece programas para acercar a los chicos a su colección de arte, pero lo que los conquistará sin dudas es la colección egipcia y la sala de armaduras medievales. 
A pasos está el Central Park, una atracción en sí misma que incluye el DiMenna Children's History Museum, y un zoológico con un área especial para los más chiquitos, el Tisch Children's Zoo, donde pueden interactuar con los animales. También podés alquilar bicis en los alrededores para recorrer el predio o dar un paseo en bote.
Para completar la experiencia, Alice´s Tea Cup es una casa de té inspirada en Alicia en el País de las Maravillas, donde se puede comer un brunch y almorzar, y que es cita obligada para probar los scones.  Luego, pueden enfilar en dirección a la Quinta Avenida y prepararse para ver la ciudad en miniatura desde la cima del Top of the Rock, el observatorio del Rockefeller Center a 260 metros, desde donde se divisa el Chrysler Building y el famoso Empire State. 

La sorpresa sigue en la planta baja, con una de las dos tiendas de LEGO más grandes del mundo, que propone una agenda de actividades que conviene chequear aquí. Si viajan en invierno, el panorama es aún más mágico, porque se le suma la pista de patín y las luces del árbol gigante de Navidad que se arma por el día de Acción de Gracias, el cuarto jueves de noviembre.

Tip: en la pista de patinaje del Rockefeller Center podés reservar un pase VIP que incluye alquiler de patines, un turno de una hora y media de patinaje, chocolate caliente, pastelería y entrada al Top of the Rock. 

Día 2

Planes para disfrutar de Nueva York con los chicos | ICBC
Llegó el turno de conocer el SoHo, donde el recorrido puede arrancar con una visita al Children's Museum of the Arts, ideal para chicos creativos, porque de 9 a 17 organizan clases de artesanía, cine y otras actividades. Los pasos te van a llevar al colorido Chinatown, para curiosear entre las tiendas a las que conviene que ir con efectivo, y muy cerca está Little Italy, donde venden deliciosos cannoli, tiramisú y típicos helados italianos. Con la cuota dulce cumplida, ya van a estar listos para cruzar a Brooklyn. A la hora de atravesar su famoso puente, tené en cuenta que les va a llevar una media hora caminando a paso tranquilo. El tramo se puede hacer en bici, pero no es muy recomendable con niños muy pequeños porque hay mucho tránsito. 
Una vez del otro lado, el Brooklyn Bridge Park es un buen lugar para relajarse con las panorámicas de postal de Manhattan y que tus chicos disfruten de su enorme variedad de juegos infantiles, como hamacas, toboganes y más. El parque que no podés dejar de visitar es Prospect Park, un bosque en el medio de la ciudad que incluye una calesita de casi 100 años, pista de patinaje, zoológico y sectores de juego originales.

 

 

¿Dos que no fallan? 

Planes para disfrutar de Nueva York con los chicos | ICBC
La legendaria pizza de Grimaldi´s y las hamburguesas de Shake Shak, ambos frente al puente. Claro que si es fin de semana, la estrella será el barrio Williamsburg, donde el mejor plan es pedir un brunch. Otros recomendados son Surf Bar, con un menú muy fresco de ensaladas y frutos de mar; y Shelter, que ofrece empanadas y pizzas, pero con sabores originales y opciones saludables. 

Tip: No se vayan de Brooklyn sin una visita a Brooklyn Superhero Supply Company, una tienda para los amantes de los superhéroes donde la creatividad dice presente. Los niños pueden encontrar el equipamiento necesario a para combatir a los peores villanos de la ciudad, desde antifaces, cinturones y capas, hasta frascos de valentía, latas de gravedad, y elixir para la velocidad de la luz, entre muchos otros.  

 

Día 3

Planes para disfrutar de Nueva York con los chicos | ICBC
Es momento de conocer varios hitos de Nueva York, empezando por la Estatua de la Libertad. Para obtener la clásica selfie y divisar Ellis Island, sólo tienen que tomar el ferry gratuito de Staten Island (salidas cada media hora) que los llevará de paseo durante unos 25 minutos. 
De vuelta en Manhattan, se van a encontrar en el Battery Park, donde un carrusel que simula el fondo del mar, el Sea Glass Carousel, los va a entretener antes de almorzar. Para comer pueden seguir hasta llegar a Hudson Eats en Brookfield Place, un patio de comidas con opciones variadas y que incluye un mercadito francés donde podrán equiparse de pain au chocolat para la merienda. 

Otro imperdible es Times Square, donde la ciudad llega a su clímax de estímulos, luces y acción. Antes o después de ver un musical en la calle Broadway (El Rey León, Wicked o Aladdin, los tres mejores rankeados según la revista TimeOut), es inevitable pasar por la juguetería Disney Store con dos pisos dedicados a los personajes de sus películas favoritas. Muy cerca está la megatienda de M&M’s de ¡tres pisos!, donde se puede encontrar el clásico confite en sus más insólitos colores y sabores. Llegando a la Quinta Avenida, está Build-A-Bear Workshop, una juguetería que les permite a los niños crear y diseñar sus propios osos y animales de peluche, combinando distintos accesorios. 

¿Lo más nuevo en Times Square? 

Planes para disfrutar de Nueva York con los chicos | ICBC
National Geographic Encounter: Ocean Odyssey, una atracción que combina realidad virtual y tecnología interactiva para simular un viaje a lo profundo del océano, y Gulliver’s Gate, que los invita a sentirse gigantes caminando entre espectaculares escenas de ciudades del mundo a escala miniatura. 

Tip: otra excelente opción en Times Square, si los chicos son más grandes, son las exposiciones del Discovery Times Square. La recreación del taller de Leonardo Da Vinci, los objetos de la tumba de Tutankamon o los restos del Titanic, son algunos de sus temas.

Día 4

Planes para disfrutar de Nueva York con los chicos | ICBC
Después de tanta vorágine urbana, te proponemos dos opciones de escapadas muy divertidas. 
  • Ir al Luna Park, en Coney Island, un parque de diversiones retro sobre la playa inaugurado en 1903, que reabrió en 2010 con nuevas atracciones. Está ubicado al sur de Brooklyn, a aproximadamente una hora en metro desde Times Square.
  • El otro plan para disfrutar del aire libre es dirigirse a Governors Island (abierta de mayo a octubre), tomando un ferry desde Manhattan o Brooklyn. Allí hay de todo para hacer: zonas de juegos, de relax con más de 50 hamacas paraguayas, actividades y, lo mejor, un circuito de toboganes gigantes con una espectacular vista al mar. Para comer hay muchísimos food trucks a lo largo de toda la isla. 

Tip: si deciden tomar el ferry de vuelta a Brooklyn, deberían merendar en Baked, un café en el barrio Red Hook donde van a poder probar la típica pastelería norteamericana, como pies de fruta, cupcakes y la famosa red velvet cake.

Día 5

Planes para disfrutar de Nueva York con los chicos | ICBC
Finalmente, es una buena idea caminar, sin prisa, por los barrios de Nueva York, empezando por Chelsea, en el lado oeste de Manhattan. Uno de los spots inevitables es el High Line, un parque urbano que se construyó sobre una línea de ferrocarriles abandonada. Son 20 cuadras para caminar, andar en bici o patines que, dependiendo del día y sobretodo los sábados, ofrece distintos atractivos para los chicos, artistas callejeros, músicos y narradores de cuentos (en inglés, claro).
A pasos está el Chelsea Market, un mercado y paseo gastronómico instalado en una antigua fábrica, repleto de opciones gourmet. Imperdibles para golosos: las donas de Amy´s Bread, y los cupcakes y galletitas de Eleni´s. Cerca de ahí están Chelsea Piers, un enorme espacio de juegos donde los chicos pueden trepar, patinar y hacer escalada. Esta es una excelente opción si el día se pone feo, porque tiene zonas bajo techo. La caminata debería seguir por MeatPacking y Greenwich Village, dos barrios bohemios llenos de arte que a los chicos les van a encantar, con más juegos y rincones atractivos como Washington Square Park y la clásica casa de té Magnolia Bakery

Tips: en el metro los chicos no pagan si tiene menos de 110 centímetros, al igual que en muchos eventos deportivos. La mayoría de las estaciones no tienen escalera mecánica, pero sí ascensor. 

Dónde dormir:

Conviene ubicarse en Manhattan, cerca de una estación de metro, preferentemente cerca de Times Square. Algunos recomendados para alojarse con chicos:

  • SOHOTEL: Habitaciones para cinco personas y cerca de Little Italy (contra: no tiene servicio de lavandería).
  • Hilton Times Square: Menús para niños (que no pagan alojamiento).
  • Pod39: Sala de juegos con mesa de ping pong, entretenimiento y televisores gigantes.
  • Omni Berkshire Place: De estilo residencia familiar y ubicado sobre la Quinta Avenida, cerca de todo. Con el check-in, los chicos reciben una mochila con juguetes y libros. 
  • Westin Grand Central: una alternativa económica para hospedar a toda tu familia en una sóla habitación. 

 

Nueva York es una ciudad que nunca terminás de conocer porque es dinámica, entusiasta y las opciones son infinitas. Vas a querer volver. Pero mientras esté allí, ahora sabrás cómo disfrutarla al máximo con los más pequeños de la familia.