Vacaciones relajadas en Morro de San Pablo

Vacaciones relajadas en Morro de San Pablo

Esta pequeña isla localizada a 272 km de Salvador, es uno de los destinos más visitados de Bahía, Brasil. Se caracteriza por maravillosos paisajes, acompañados de una gran movida cultural y la ausencia de autos.


Si estás pensando un destino para tus próximas vacaciones, no podés dejar de considerar la magnífica opción de Morro de San Pablo. 

Es que esta pequeña isla, localizada a menos de 60 kilómetros de Salvador, es uno de los destinos más visitados del Estado brasileño de Bahía, y tiene todo lo que necesitás para un descanso perfecto.

Maravillosos paisajes, hermosas playas contadas con los dedos de una mano (¡literal!), piscinas naturales, inolvidables atardeceres, una interesante oferta nocturna y gastronómica y un entorno natural caracterizado por la ausencia de autos y calles de tierra, son algunos de los diferenciales que la posicionan entre los viajeros.

Y aunque hasta hace unos años era un destino mayormente elegido por los jóvenes, en el último tiempo se convirtió en una opción también muy elegida para aquellas parejas y familias que buscan descansar, alejándose del vértigo de las grandes ciudades. 

En el Morro hay desde hoteles eco resort, que ofrecen todo tipo de confort para sus huéspedes en playas semi desiertas, hasta variadas opciones de alojamientos para viajeros con espíritu aventurero. 

Cómo llegar

 

Morro de San Pablo ¿Cómo llegar, qué hacer y qué visitar?

Desde la Argentina hay vuelos diarios a Salvador, en su gran mayoría con conexiones en Rio de Janeiro o San Pablo. 

Podés chequear las promociones y financiación de los pasajes ingresando en ICBC Club, el club de beneficios y compras online para clientes ICBC. 

Desde allí, las vías para llegar al Morro son básicamente tres: 

  • Aérea: en avionetas que salen desde el mismo Aeropuerto Internacional Luis Eduardo Magalhães. Es la más costosa, pero a su vez la más rápida. 
  • Marítima: en ferry, que tarda cerca de 3 horas y es la más utilizada por los turistas. 
  •  Marítima- terrestre: la más larga de todas, ya que consta de tres etapas. 

Una vez en la isla, empieza la experiencia: seguramente depositarás las valijas en un "taxi carretilla", para trasladarte hasta el hotel que hayas elegido y dar inicio así al merecido descanso. 

La isla de las cinco playas

 

Tal como te anticipamos más arriba, en el Morro las playas son cinco y cada una tiene su impronta, las que se conectan por una encantadora callecita que va desde el puerto hasta la última playa.

En líneas generales, la Primera Playa se caracteriza por un amplio abanico de opciones deportivas, donde se concentra la práctica de surf, el snorkel e incluso tirolesa (¡la más grande de Brasil!). 

La Segunda se distingue del resto por sus bares y variada oferta gastronómica, mientras que la Tercera es más calma, pero a su vez el punto de partida de las excursiones y, además, hay numerosos hoteles. 

La Cuarta, en tanto, es ideal para quienes prefieren la tranquilidad de una extensa arena, con cálidas aguas cristalinas; y la Quinta, bautizada como la Praia do Encanto, es la menos poblada, con lujosos hoteles y posadas. 

Estas dos últimas playas son, sin dudas, las elegidas por quienes prefieren descansar, realizar caminatas y contemplar el paisaje.

Los imperdibles

Morro de San Pablo ¿Cómo llegar, qué hacer y qué visitar?
Durante tu estadía en el Morro, no dejes de visitar la histórica Fortaleza de Tapirandú (construida en el siglo XVII , ahora en ruinas) y de hacer la excursión de "vuelta a la isla", un paseo de día completo, donde conocerás otras zonas y vas a poder disfrutar de sus piscinas naturales.

Tampoco te pierdas la visita al Farol do Morro, desde donde te aseguramos disfrutarás de la mejor puesta del sol. Eso sí: tené en cuenta que, para llegar, es necesario recorrer un camino de 10 minutos a través de los senderos de la isla.

Otro “must” es la Tirolesa do Farol. Se trata de una muy buena opción para apreciar el impresionante paisaje del Morro: empieza cerca del Farol y tiene una extensión de 340 metros. 

Otra postal imperdible es las de los atardeceres en la Toca de Morcego, “el” bar chill out al mejor estilo Ibiza. Te recomendamos llegar entre las 16 y las 16.30, luego de haber disfrutado de la playa, para no perderte el mejor momento de la puesta del sol, ya que en esta zona de Brasil anochece muy temprano. 

Morro de San Pablo ¿Cómo llegar, qué hacer y qué visitar?




Este lugar, de espíritu hippie chic, es tranquilo y perfecto para cenar. Cuenta con variadas opciones, donde encontrarás el típico churrasco brasileño pero también sushi, pizzas, salgadinhos, ensaladas y excelentes cocktails, los que se sirven en las diversas barras situadas en su base panorámica.

Por la noche, además, se convierte en discoteca al aire libre. Suele haber actuaciones especiales y, en temporada alta, actúan importantes DJ locales e internacionales. Es que en el Morro la agenda de fiestas va de lunes a lunes. Allí, la diversión, tanto de día como de noche, ¡está garantizada!

 

 

Tips para tomar nota


Morro de San Pablo ¿Cómo llegar, qué hacer y qué visitar?

  • En el Morro es muy raro que haga frío. Las mínimas no bajan de los 22 grados y las máximas siempre están cerca de los 30 grados.
  • Gamboa es una de las playas más lindas y tranquilas. Para llegar, deberías ir hasta el “centro” y desde allí seguir las indicaciones. Está todo señalizado y el camino es muy lindo. Sólo hay que consultar si la marea está baja. Al regreso, cuando la marea sube, podés volver en barquitos. 
  • Cuando baja el agua en la playa se forman las piscinas y, mientras más temprano te levantes, más tiempo tendrás para disfrutar con marea baja.
  • La gran mayoría de los comercios, restaurantes y demás establecimientos reciben tarjeta de débito y crédito, pero igualmente te aconsejamos disponer de algunos reales para gastos menores. 
 


Con toda esta información y recomendaciones, y el verano por delante, tus vacaciones en el Morro seguramente serán inolvidables.