Bleisure, el maridaje entre trabajo y ocio

Bleisure, el maridaje entre trabajo y ocio

Tal vez no lo sepas, pero eso que hacés cada vez que extendés tu estadía en viajes laborales para disfrutar de unos días de libertad, tiene nombre. Te contamos más. 

 

icbc-viajes-bleisure


Si alguna vez viajaste por trabajo, más aún si es una práctica habitual, probablemente hayas extendido tu permanencia en el destino asignado para hacerte el tiempo de pasear, ir de compras, visitar museos o distenderte de algún modo.

Es que, generalmente, en los viajes de trabajo es imposible encontrar espacio para hacer una pausa y conocer el lugar. Entre tantas reuniones, charlas motivacionales, cursos corporativos, eventos sociales y de negocios, los días en el exterior por cuestiones laborales son un raid que, de tan intenso, te agotan más que el trabajo full time en tu oficina.

Animarse a más

icbc-viajes-bleisure


Por eso, si te animaste a combinar días de negocios con jornadas de puro ocio, pusiste en marcha en tu vida lo que ahora en el mundo se conoce como bleisure (del inglés, business with leisure).

Esta práctica tan común como poco estudiada en Argentina, expone un crecimiento exponencial en ciudadanos europeos. Según distintos estudios de mercado, entre los que podemos citar al encargado por la plataforma de reservas hoteleras corporativas Booking.com for Business, indicó que casi la mitad de los viajeros de negocios (49%) han extendido su viaje a otra ciudad o país en 2016, y casi un tercio de ellos pretendían repetirlo durante este año. 

A solas


La tendencia del bleisure es para todos. Sin embargo, algunas estadísticas indican que los  hombres lo practican más que las mujeres. Cuando ellos eligen sumar días a su viaje para, posteriormente cumplir con sus obligaciones, dedicarse a disfrutar del destino, suelen hacerlo  en compañía de otros colegas. Pero si las que toman la iniciativa son ellas, además de sumar jornadas para el ocio, incorporan a miembros de sus familias, como esposo e hijos.

De todos modos, en la mayoría de los casos de bleisure, tanto hombres como mujeres permanecen solos.

Es que una de las razones por la que esta tendencia tiene lugar, es porque podés aprovechar los beneficios y el ahorro que significa tener los pasajes pagos. Sólo tendrías que pedir que el ticket de ida se compre para una fecha anterior al inicio de las reuniones de negocios, o que el de regreso sea posterior a ellas. También vale la pena que tengas en cuenta que si las reuniones terminan un viernes, tenés la chance de aprovechar del fin de semana con la ventaja de no tener que solicitar días por motivos vacacionales. 



Además, claro, vas a tener que reservar un hotel ubicado en un lugar más conveniente para los objetivos y los lugares para visitar que tenés en mente para el resto de tu viaje. Así, quien practica bleisure, paga un costo mínimo para disfrutar al máximo.

No lo dudes, reservate unos días de tus vacaciones para aprovechar cuando te surja algún viaje laboral. Esa es una estrategia muy recomendable para que logres un mejor balance entre trabajo y vida personal.