Blanco y negro: una gran combinación

Blanco y negro: una gran combinación

Esta dupla cromática promete elegancia y sobriedad a tu hogar. Consejos para adaptarla a cualquier espacio y estilo. 

Antes, pensar en el negro para decorar los ambientes era impensable. Pero, en la actualidad, este color, junto con el blanco, se convirtió en uno de los preferidos de los diseñadores de interiores que demuestran que, bien combinados, resultan un dúo imbatible. 
Por eso, si tenés el preconcepto de que decorar en blanco y negro es sinónimo de ambientes lúgubres y fríos, prestá atención a esta nota. Te contamos todas sus ventajas y las fantásticas posibilidades que esta dupla te ofrece. 

El dúo dinámico


¿Cómo decorar tu hogar de color blanco y negro?
Elegir estos colores no sólo es un acierto porque te van a aportar encanto y sobriedad a tu casa, sino porque crean ambientes que evitan la fatiga visual y permiten que se luzcan mucho mejor tus objetos y accesorios (como arreglos florales o almohadones, por ejemplo), e incluso muebles. 
“Bien utilizados, con el blanco y negro, nunca te vas a equivocar. Siempre quedan bien porque invitan a una decoración de carácter neutro”, asegura la interiorista Luciana Sena. “Los colores marcan épocas. En cambio, el blanco y negro es un combo atemporal que se adapta a todos los estilos: contemporáneo, nórdico y francés, entre otros”, explica. Lo importante, según la experta, es buscar un equilibrio, porque el negro en exceso puede agobiar. Por eso, lo ideal es que apuestes a detalles en negro, iluminar bien, combinar con diferentes texturas y otros tonos, como los grises. Tiene que haber contraste, para que el efecto no sea monótono.

 

 

 

A tener en cuenta

La interiorista destaca, además, que este tipo de decoración, precisamente por ser neutra, también se ajusta perfecto a todos los ambientes: cocinas, salas de estar, dormitorios y baños, ya sean pequeños o grandes. Si te gusta esta propuesta, hay ciertas cuestiones que deberías considerar:

¿Cómo decorar tu hogar de color blanco y negro?
El espacio

  • Si un ambiente es muy amplio, podés pintar una o varias paredes en negro, combinando con otras en blanco. Sí, vale la pena despojarte del miedo. Es cuestión de jugar con el espacio y los muebles para crear diferentes ambientaciones. Para Sena, lo ideal es ubicar una mesa o un dressoire en blanco, para darle profundidad.
  • Si el lugar es pequeño, te va a convenir pintar las paredes de blanco y aportar detalles en negro con algunos objetos y muebles. “También podés poner una manta, una lámpara con el pie negro y la pantalla blanca y pequeños accesorios”, aconseja, y menciona otras opciones para que tus muros quedan impecables, como aplicar papeles en blanco y negro o incluso vinilos, para ambientes más informales.
  • “Como el techo irradia la luz, siempre hay que pintarlos de blanco. Hay que dejar el negro para los pisos, que pueden ser lisos, tipo mármol o tipo damero”, sugiere la especialista. 
     

La iluminación

  • Es importante tener en cuenta de dónde proviene la luz, tanto la natural como la artificial, y tratar de ubicar los muebles oscuros en las zonas más luminosas y los claros en las menos. 
  • También podés agregarle Leds a tus espacios, ya que contribuirán a embellecerlos. A la hora de distribuir las luminarias, de cualquier tipo que elijas, deberías tener en cuenta que el blanco va a necesitar menos luz (demasiada puede resultar incómodo para la vista) y el negro, más.

Texturas y materiales

Es clave la combinación de texturas y diferentes materiales. “Los objetos con textura, alfombras de pelo largo, adornos y las mantas en los sillones aportan mucha calidez”, asegura Sena. El algodón, los tejidos, el cuero y la madera también son recomendables si te decidís por este dúo. “La madera en tono rústico y los accesorios en cuero en una tonalidad suela, quedan muy bien”, agrega Sena. 

Otros objetos que van perfectos con esta dupla son los accesorios o muebles de vidrio, los objetos transparentes, los espejos y los muebles biselados, que te darán una sensación de luminosidad. También podés jugar con diferentes líneas y curvas.

Tips expertos

¿Cómo decorar tu hogar de color blanco y negro?
El blanco y negro es una combinación muy versátil que te da la posibilidad de crear diferentes estilos, de acuerdo a lo que desees.

  • Si querés crear un ambiente clásico pero elegante, podés pintar muebles antiguos en blanco y negro: “Un mueble Luis XV o Luis XVI pintado de negro brillante o patinado, por ejemplo, queda divino”, advierte la especialista.
  • Para crear espacios minimalistas y zen, podés elegir simplemente un par de muebles lineales, con una parte negra y una blanca, y darle el toque a un sillón blanco con una manta negra. El ambiente minimalista puede crearse con un piso en granito o cementicio negro, y aberturas negras o blancas.
  • Para ambientes más teatrales y sofisticados, son ideales las cortinas negras de pana bien iluminadas (con una lámpara de pie al lado, por ejemplo) y paredes pintadas de blanco. 
  • Tratá de apuntar a los detalles: tirantes para los muebles, floreros, marcos de espejos y cuadros, alfombritas tejidas, juegos de platos y vasos. Hay una infinidad de objetos para darle ese toque especial a tu decoración. Pero no olvides que el blanco debería ser el color predominante. 
  • Podés agregar leves detalles en un color vibrante para darle vida a tus ambientes, como rojo, naranja, fucsia. Si querés sumar en elegancia, el dorado es una gran opción. 

Mantenimiento

¿Cómo decorar tu hogar de color blanco y negro?
Lo mejor de esta combinación es que es muy práctica y resulta muy fácil de mantener siempre impecable.
  • Si hablamos de las paredes, la interiorista asegura que es mucho más sencillo retocar una pared blanca o negra que una de color. 
  • Por otro lado, si bien los tapizados blancos son delicados, las telas que actualmente se están usando para sillones, butacas y sillas, son antimanchas. Incluso, hay panas blancas sintéticas lavables que siempre quedan impecables. 
  • Claro que si tenés chicos muy chicos, tenés que pensar en combinaciones que disimulen mejor cualquier marca, como los rayados o estampados en blanco y negro. 
  • Tené en cuenta que las telas blancas con relieve van a ser mucho más delicadas y se manchan con más facilidad.  

Solo resta que te animes a jugar con esta dupla con infinidad de opciones, que le dará mucha personalidad y practicidad a tus ambientes.