Cinco cocinas, cinco estilos

Cinco cocinas, cinco estilos

Antes de elegir cómo renovar ese espacio de la casa donde abundan los sabores y aromas, deberías conocer las claves de cinco estilos: industrial, rústico, nórdico, vintage-retro y elegante. 

La cocina es un ambiente para disfrutar, tanto en soledad, como en pareja o en familia; pero también, funcional a tus necesidades. Para que puedas elegir el que más te identifique y te motive a pasar tiempo en ella, te presentamos estos estilos que se imponen, cada uno con sus características y secretos. 

Industrial

Descubrí 5 estilos de cocina que riman con todo
Esta impronta viene de Estados Unidos, de los años 50, cuando se empezaron a convertir los grandes galpones en lofts para vivir y trabajar. Su rasgo principal es la continuidad espacial: superficies sin interrupciones visuales, donde la estructuración la aportan los equipamientos o los muebles. “Es un estilo que no marca época y que siempre está vigente. Es ideal para cocinas con techos altos y espacios amplios. Si el espacio es pequeño, se le puede dar algún detalle más específico”, explica la diseñadora de interiores, Luciana Sena. 
  • Materiales. Los más usados son los de la construcción: ladrillos, madera, vidrio, cemento, hierro y hormigón. “Hay que dejarlos a la vista. Mostrar vigas y cañerías, ladrillos...”. Las puertas y ventanas, deberían ser de madera o de acero. Los pisos, de cemento alisado, que se pueden combinar con madera, o piso calcáreo cuando el espacio es muy grande, para darle calidez. En lugar de azulejos, la especialista recomienda incorporar revestimiento con textura, un producto que se utiliza para los frentes de las casas y que queda muy bien en las paredes de estas cocinas y, además, es muy resistente.
  • Muebles. Van perfectos los muebles reciclados, de madera desgastada o patinada; y también las que no tienen tratamiento, de roble o pinotea. Se combinan con banquetas altas de metal o hierro en color negro. 
  • Colores. Negros, grises, plata, blanco mate, habano y color madera. Lo mejor es sumar electrodomésticos de acero inoxidable, grises o negros. Lo mismo a la hora de pensar en los muebles. Como el eje está puesto en la estructura y en la función, el color no debe distraer.
  • Iluminación. Cuando los techos son muy altos, una buena idea es bajarlos con bandejas portacables a la vista. De ahí o de un caño de luz expuesto, se pueden colgar lámparas con pantallas galponeras. 

Nórdica

Descubrí 5 estilos de cocina que riman con todo
Este estilo moderno y práctico es muy conveniente si tu cocina no es demasiado grande porque, el predominio de la madera blanca, te va a permitir que sea vea más amplio. Otra de sus ventajas es que, con unos pocos detalles, podrías cambiarle el estilo si en algún momento quisieras variar, sin tener que hacer demasiadas modificaciones. “Por ejemplo, si le sumás una pared de ladrillos, puede virar al estilo industrial y, según el toque que le agregues, puede volverse estilo vintage shabby chic” (un estilo con colores pasteles, muebles patinados, motivos florales, canastitas de alambre), asegura la interiorista. 
  • Materiales. Las paredes y muebles son blancos y se combinan con maderas claras. “Pero el material estrella de este estilo es el papel pintado. En general, estas cocinas tienen una o varias paredes empapeladas con dibujos. Eso le aporta calidez y originalidad al ambiente”, explica la especialista. También se pueden aplicar azulejos blancos rectangulares conocidos como Subway, con juntas en blanco o gris. Los pisos, de maderas claras, flotante simil madera o de cemento color claro. 

 

 

  • Muebles. Blancos o de madera clara con poca veta, de color uniforme (ideal, fresno o arce). Lo importante es que todos los detalles sean de la misma madera.  
  • Colores. Como dijimos, predomina el blanco aunque los utensilios y detalles deberían ser los que aportan color: lámparas, banquetas, sillas, individuales y accesorios. El amarillo y el verde quedan perfectos con este estilo; negro y gris, también. Se privilegian los tonos suaves, pero puede haber algún detalle con un tono más vibrante.
  • Detalles. Vale sumar plantas naturales, estantes con cajas forradas del mismo papel que la pared, toques con motivos geométricos o de animales, frascos de vidrio a la vista, accesorios en textiles de algodón y tejidos naturales.
  • Iluminación. En este estilo la luz es clave: tanto la natural y la artificial tiene que ser maximizadas para que el ambiente irradie luminosidad y serenidad. Quedan muy bien las lámparas con focos expuestos y las realizadas en materiales naturales como madera, mimbre o ratán.

Rústica

Descubrí 5 estilos de cocina que riman con todo
El consejo básico para estas cocinas es que tienen que ser amplias, cómodas, con buenos ventanales y mucha luz natural. Claro que si tu cocina es pequeña y amás las clásicas de campo, podés sumarle algún detalle. 
  • Materiales. Pisos de madera que se pueden combinar con ladrillos. Incluso en las paredes se puede hacer un mix de piedra y ladrillo. También podés elegir cerámico o cemento alisado, y ubicar plantas para dar un toque natural. 
  • Muebles. Lo ideal es que los muebles sean de grandes dimensiones, acordes al espacio, protagonistas. Un elemento esencial en este tipo de cocinas son las islas con tablas de madera (en lugar de mármol  o granito). Además, podés combinar estanterías con alacenas antiguas.
  • Colores. Se usan los cálidos como ocres y terracotas, y también verdes. Pero tendrías que  elegir uno o dos colores de base, no mucho más. Y nunca brillantes.  
     
  • Detalles. Este estilo alienta a mostrar los utensilios colgados en la pared: cacerolas, ollas de cobre, cucharones, palos de amasar y demás elementos. Cajones y cajoncitos de madera como los que ves en las verdulerías así como canastos de mimbre, quedan muy bien.
  • Iluminación. Para lograr luz artificial lo mejor es que elijas lámparas de hierro artísticas. Se usan mucho las lámparas hechas con partes de arados y demás materiales campestres. Eso sí: siempre es bueno tener lámparas con tonos cálidos.

Retro

Descubrí 5 estilos de cocina que riman con todo
Estas cocinas con reminiscencias de los años ´50, ´60 y ´70 le aportan color y vida a tu casa. El consejo es elegir el blanco como color predominante para las paredes, techo y aberturas, y aportar el toque vintage con detalles en accesorios, luminarias, electrodomésticos y algún mueble. Hay que cuidar el equilibrio: todo en estilo retro puede sobrecargar el espacio y aburrirte rápidamente. 
  • Materiales. “Para los revestimientos, lo ideal es colocar azulejos chicos de 10 x 10 centímetros en colores brillantes, lisos o con dibujos”, aconseja la especialista. Incluso se pueden combinar entre sí. Las aberturas pueden ser de madera pintada de blanco o colores vivos, o paños fijos de aluminio. Para el piso, se usa el damero en blanco y un color (verde agua o rojo, entre otros ejemplos); o pisos calcáreos dibujados, que también se pueden usar como revestimientos, en forma de guarda. 
  • Muebles. Elegí preferentemente madera del mismo tono para mesa, sillas, alacenas y estantes, de líneas sencillas e informales. Podés dar un aire de otros tiempos con algún mueble de época destacado, como un aparador de guardado, que quede como punto focal del espacio. 
  • Colores. Brillantes y vivos, pero dentro de la misma gama. Rojos, naranjas, azules y amarillos quedan muy bien en estas cocinas. 
  • Detalles. Podés sumar pequeños cuadros o láminas retro de distintos tamaños y colocarlos a diferentes alturas. O ubicar algún objeto de otra época en los estantes. Fruteras en vidrio de color, son un detalle para tener en cuenta. En cuanto a los electrodomésticos, valen las formas redondeadas. La antigua heladera Siam, que ahora viene en colores, es un buen aporte.    
  • Iluminación. Lámparas de vidrio de los años ´60 y ´70 en naranja, amarillo, turquesa, con líneas curvas, son por demás apropiadas.

Elegante

Descubrí 5 estilos de cocina que riman con todo
Son cocinas de grandes dimensiones, con acabados brillantes, muy al estilo norteamericano, y paredes en colores neutros y sobrios, como gris, blanco y negro. En este caso, se puede distinguir entre el estilo clásico o el moderno, más bien minimalista, de acuerdo a los muebles y accesorios que elijas.
  • Materiales. Mármol de Carrara, maderas lustradas, cristal, bronce. Los pisos que predominan son los porcelanatos de medidas grandes, con pocas juntas, brillantes, o pisos de mármol. En cuanto a las aberturas, los ventanales grandes de aluminio con vidrio doble y en madera lustrada, o aberturas con medio punto o vidrios biselados, quedan perfectas en estas cocinas glamorosas.
  • Muebles. Las más clásicas llevan grandes muebles laqueados o lustrados en tonos sobrios e importantes islas con mármol. Para darle un estilo moderno, deberías comprar muebles negros bien lineales, una isla con tabla de madera lustrada o de mármol de Carrara y banquetas altas de cuero. “En las cocinas más modernas, incluso se pueden sumar sillones contemporáneos, tipo BKF”, agrega Sena. Estas sillas también llamadas "Butterfly", por su forma semejante a la de una mariposa, es una silla de acero y cuero, característica del diseño Argentino. Por otra parte, subir la mesada y continuarla con la pared en el mismo mármol granítico es un recurso que queda muy elegante. 
  • Colores. Estas cocinas son monocromáticas o combinan blanco con toques de negro o gris. 
  • Detalles. Sería bueno que sumes adornos de cristal, cristalería a la vista o adornos de porcelana para brindarle un toque suave de color.
  • Iluminación. Arañas con caireles de cristal y tiradores de bronce y luces bien cálidas para las elegantes clásicas, se combinan con todo tipo de apliques. Para las modernas, lámparas en color negro. 

 

¿Ya te decidiste por la cocina de tus sueños? Hacé que se convierta en realidad con los préstamos personales de ICBC