Máquinas para hacer el mejor café en casa

Máquinas para hacer el mejor café en casa

Para los aficionados a esta infusión, la máquina correcta es esencial para lograr una bebida “como de bar”. Lo que hay que saber para dar con el modelo indicado.
 

El gusto por el café espresso es una tendencia que crece y ya no se limita a los locales tradicionales.

En la actualidad existe una gran variedad de máquinas para disfrutar de la intensidad y el sabor de un buen espresso en el hogar.

En este artículo veremos cuáles son las principales cuestiones a las que se debe prestar atención a la hora de elegir.

Express

Máquinas para hacer el mejor café
Las cafeteras Express que se utilizan en los bares o cafeterías tienen primas domésticas que pueden ofrecer grandes resultados.

El principio de funcionamiento es sencillo: se coloca el café molido en un filtro contenedor que se ajusta a la máquina. Por este elemento pasa agua caliente a alta presión, la suficiente para extraer aromas y sabores que no son posibles mediante otras formas de hacer café. De allí, directo a la taza que se ubica debajo del portafiltros.

Justamente, la bomba de presión es una de las cuestiones clave. Debe ser de al menos 15 bares para obtener un buen espresso.

Otro elemento clave es el tubo de vapor, que sirve para espumar la leche y servirse un cortado perfecto. En este apartado también hay modelos que integran un depósito para la leche, lo que no es fundamental pero acelera los tiempos cuando queremos hacer varios cafés con leche.

 

 

Máquinas para hacer el mejor caféAlgunos modelos también incorporan superficie calienta tazas en la parte superior, lo que siempre es útil.

¿Las ventajas de una Express tradicional? Lo principal es que nos permiten elegir cualquier blend que se nos ocurra, desde marcas del supermercado hasta los producidos por tostadores artesanales. Por eso son la primera opción para quienes tienen al café como un gusto y una afición.

La contracara de la aventura del café Express es que las máquinas requieren cierta práctica para lograr la bebida perfecta. Influyen la cantidad de café que se ponga en el filtro, el grado de molienda, cuánto se apisona y el tiempo de extracción (determina cuánta agua se deja pasar por el filtro).

También hay que considerar que hacer un lindo café en casa es un arte que lleva tiempo, sobre todo si decidimos moler nuestro propio café justo antes de tomarlo.

En ICBC Club se puede encontrar una gran variedad de modelos Express, con descuentos y cuotas para clientes. Podés verlos en este enlace.

Con cápsulas

Máquinas para hacer el mejor café
Este tipo de cafeteras revolucionaron el mercado mundial al permitir a cualquiera disfrutar de una infusión de calidad sin necesidad de tener los conocimientos de un barista (especialista en preparación de la infusión).

El sólo tener que colocar agua y una cápsula en la máquina para obtener un buen café también ahorra tiempo en la preparación y en la limpieza posterior (una de las desventajas de las máquinas tradicionales).

Existen diversos sistemas de cápsulas. Como son incompatibles entre sí, conviene conocer sus ventajas y desventajas antes de decidir por cuál iremos. A continuación conoceremos las generalidades de estas máquinas, que se pueden adquirir con descuento en ICBC Club, al que se puede acceder con un click aquí.


Máquinas para hacer el mejor café

  • Nespresso. Es un sistema que ofrece una gran variedad de distintos tipos de café y que está dirigido a quienes disfrutan del sabor del café puro y sin agregados.

La calidad del espresso que ofrece está a la altura de las exigencias del público gourmet, que puede explorar 22 diferentes gustos que conforman lo que la marca propone como “una auténtica experiencia cafetera”.

Las máquinas de la línea Lattissima integran espumador para leche. En cambio, las más sencillas no traen esta funcionalidad. Para estos casos, se ofrece de manera separada el accesorio Aeroccino.

  • Dolce Gusto. Se proponen como una gran opción familiar y hasta de pequeña oficina por la practicidad que ofrecen para preparar café, latte (café con leche), capuccino, chocolate y hasta té.

    Todo viene en cápsulas que se pueden combinar para lograr distintos resultados.

Tanto las máquinas como las cápsulas Dolce Gusto son más económicas que las Nespresso.

Máquinas para hacer el mejor café

  • Senseo. Es la propuesta de Philips para el mercado de las cafeteras monodosis.

Estas máquinas tienen bajo costo y están orientadas principalmente al café puro, del que ofrece unas doce variedades a nivel global y en la Argentina se suman alternativas de Cabrales.

En cuanto a precios, las Senseo, algunas de las cuales también integran depósito de leche, está a la par de las Dolce Gusto.

  • ESE (Easy Serving Espresso). Es un sistema de bolsitas que viene como integrado en las máquinas Express tradicionales de marcas como Oster, Saeco y Delonghi.

Se trata de un estándar abierto, por lo que en este formato hay café de distintos orígenes. Sin embargo, en Argentina no abundan. Esto hace que resulten, más que nada, una opción secundaria para cuando se necesitan sacar cafés rápidamente y sin complicaciones en una máquina Express compatible.

La cafetera ideal

Del recorrido que hemos hecho en este artículo se desprende que no existe una única “cafetera perfecta” que podamos adquirir. En cambio, debemos apuntar a evaluar qué tipo de sistema se adapta mejor a nuestra vida cotidiana o a nuestras aspiraciones gourmet.

Además, los distintos tipos no son excluyentes. Bien podemos tener una Express tradicional para darnos el gusto de moler nuestro propio café y complementarla con una de cápsulas para dar practicidad al día a día.
 

En cualquier caso, las máquinas pueden verse como distintas puertas de entrada al fascinante, amplio y siempre reconfortante mundo del café.