Monoambientes: sacale provecho al espacio

Monoambientes: sacale provecho al espacio

Conocé estos tips para que la cantidad de metros cuadrados no sea una limitación al querer decorar.

¿Cómo optimizar los espacios chicos de tu hogar?
Cuando los metros cuadrados no abundan, el ingenio y la planificación son clave para armar y decorar un departamento. 

Si es tu primera vivienda, debés pensar estratégicamente cada mueble y objeto que quieras incorporar a tu nuevo espacio.   

El desafío más grande, desde el punto de vista de la decoración, es lograr que el lugar sea cómodo y funcional. Y esto no siempre es fácil, dado que se debe integrar una cocina con el espacio donde se descansa y donde uno se reúne con amigos. 

Una buena planificación previa de la distribución te va a ayudar a elegir mejor los muebles, el tamaño y los colores, evitando que gastes dinero de forma innecesaria.

La ambientación para este tipo de departamentos requiere una inversión y es aconsejable encarar el proyecto con profesionales, ya que hay que pensar el espacio al máximo, diseñado "milimétricamente". 

Por eso es ideal pensar en confeccionar los muebles a medida. Así, una inversión inicial en un profesional evitará que realices compras innecesarias. 
“Más muebles de guardado y menos artículos de decoración”, recomienda enfáticamente la decoradora Julieta Stamponi a la hora de pensar estos espacios. 

“Los muebles de guardado son clave. Lo ideal es que sean cerrados, ya que esto ayuda a dar sensación de orden, sobre todo en este tipo de viviendas pequeñas", remarca la experta. 

"Las puertas de los muebles pueden ser espejadas para dar mayor amplitud. Y es fundamental además aprovechar las paredes y las alturas”, agrega. 

 

Manos a la obra

¿Cómo optimizar los espacios chicos de tu hogar?
Un tip útil es, antes que nada, dibujar un plano haciendo una distribución donde se detalle, por ejemplo, las medidas de los muebles, especialmente de aquellos que, como la cama, son imprescindibles. 

Los especialistas aseguran que es primordial elegirla primero, dado que es lo que luego determinará el orden del resto de la casa. 

Tené en cuenta que, en lugar de comprar un somier, podés mandar a hacer cajoneras: ubicadas como base del colchón te van a dar una gran superficie para guardar ropa o zapatos. También debés pensar si no es conveniente "ocultar" la cama, ya sea convirtiéndola en un sillón o comprando aquellas que son rebatibles. 

Una vez definido el tipo de cama y su ubicación, deberías ocuparte de la mesa. En el caso de los monoambientes, es común encontrar barras, que además funcionan como una división entre la cocina y el “living/dormitorio”. 

En este sentido, es aconsejable que la barra no tenga un cerramiento lateral en la cabecera ya que, de esta manera, te quedará espacio para un quinto comensal cuando, por ejemplo, invites amigos a cenar.

Abajo de la barra, se puede hacer un lugar de guardado para la vajilla dado que generalmente, en el caso de los monoambientes, las alacenas suelen ser escasas y pequeñas. 

“Arriba de la alacena o la heladera se puede diseñar y confeccionar incluso otro mueble para todo aquello que no se usa a diario o, por ejemplo, para los productos de limpieza”, aconseja Stamponi. 

En los departamentos poco espaciosos, el televisor suele ir encastrada a la pared o en el mueble, ya que es importante mantener el lugar despejado, sin demasiadas cosas y objetos. 

Las alfombras, en tanto, sirven para delimitar áreas. También es una buena opción incluir alfombras, cuadros, textiles y fotos en las paredes. 

La iluminación

En cuanto a la iluminación, Stamponi aconseja la instalación de lámparas de LED, cálidas, Ar 111, del tipo direccionables. 

El objetivo es que el espacio sea más luminoso y se destaque, sobre todo durante la noche, cuando ya no hay luz natural.

Los colores

¿Cómo optimizar los espacios chicos de tu hogar?
Si querés darle amplitud al espacio, dado que disponés de pocos metros cuadrados, lo ideal es optar por tonos claros, en la gama de los blancos y grises. 
“Un ambiente pintado con colores luminosos reflejará más la luz y siempre parecerá más grande que uno oscuro. Los tonos frescos y pasteles cercanos al blanco son ideales para lograr este objetivo”, aconsejan desde la empresa de pinturas Alba. 

Otro tip a tener en cuenta es pintar de un mismo color el techo y las paredes, dado que de esta forma se provoca una sensación de continuidad de los ambientes.
No obstante, tener pocos metros no es sinónimo de estar obligado a elegir indiscutiblemente tonos claros. 

“El color puede ser un socio crucial si está aplicado estratégicamente. En este sentido, los metros no son un impedimento a la hora de elegir colores llamativos para pintar las paredes, dado que éstas pueden convertirse en los destacados del monoambiente. Lo importante es combinarlos con tonos suaves, logrando una sinapsis perfecta de calidez, tranquilidad y lujo”, señalan en Alba.


Y si bien Stamponi aconseja la utilización de colores claros tanto para las paredes del ambiente como al momento de elegir la ropa de cama, apuesta a los oscuros, en los casos que la cama sea de una plaza y cumpla también la función de sillón con almohadones en la pared.

Los que hay que evitar

Según los expertos en decoración, al momento de planificar tu monoambiente, hay que evitar: 
 
- Las mesas ratonas, ya hay que dejar espacio para la circulación
- Las lámparas colgantes, que no suelen dar buena iluminación y además es otro objeto más que sobrecarga el ambiente.
- Las divisiones de Durlock o, por ejemplo, con biombos. Hoy la tendencia es la integración. 
- Un sillón de grandes dimensiones. Sí recomiendan pensar en dos silloncitos laterales.
- Las rayas o los empapelados en la decoración. 
- Los muebles abiertos o los que se compran por separado, por aprovechar una oferta, sin una planificación estratégica. 
- Las puertas en los baños que no sean corredizas, porque se desaprovecha el espacio.
 
No te olvides que vivir en un monoambiente, más allá de la cantidad de metros cuadrados disponibles, es todo un desafío. 
 
Hay que mantener el orden, elegir cuidadosamente la decoración, el mobiliario y también los colores que van a formar parte de la vida cotidiana, para lograr que el hogar te guste, sea cómodo y, sobre todo, te sientas 100% identificado.