Tips para armar una huerta sustentable en casa

Tips para armar una huerta sustentable en casa

Ya sea que dispongas de un jardín, terraza, balcón o patio, cualquier espacio al aire libre sirve para plantar, cosechar y disfrutar de esta gratificante y saludable experiencia.

Casa ¿Cómo crear una huerta en espacios pequeños?
Podés tener un gran jardín o solo unas macetas en tu balcón y disfrutar de tus propios frutos o dar sabor a tus comidas con hierbas aromáticas.

La experiencia de contar con tu propia huerta, incluso si es pequeña, es sumamente gratificante, además de, claro, muy saludable. 

La propuesta es incluso educativa si tenés hijos en edad escolar, ya que no solo será un espacio para compartir y disfrutar con ellos sino también un momento que servirá para que incorporen buenos hábitos alimenticios. 

Es que, dado sus múltiples beneficios, el cultivo urbano es una tendencia que avanza y se masifica. Además, no implica realizar una gran inversión ni es necesario contar con muchos m2 de patio o jardín. Con algo de información, podés armar una huerta en tu propia casa (incluso en una maceta en el balcón). 

Vanesa Bonano, diseñadora de jardines, patios y balcones, explicó que “para realzar el sabor de tus comidas podés plantar hierbas aromáticas como, por ejemplo, orégano, tomillo, albahaca, curry y romero. Además, lo podés hacer en macetas de terracota, zinc o, simplemente, cajones de madera que tengan entre 9 y 15 cm de profundidad".  

La experta hizo hincapié en que “las macetas que elijas deben tener buen drenaje”. Para esto, deberías realizar pequeñas perforaciones en su base, luego colocar una capa de piedras livianas para facilitar el escurrimiento del agua, luego una capa de tierra de buena calidad y, por último, incorporar tierra fina con abono compuesto.

También –afirmó Bonano- podés plantar en cajones tomates cherry, ajo y cebollines, entre otras opciones. “Para implementar los cajones podés colocarle una malla (media sombra) en su interior, para sostener el componente orgánico”, aconsejó.

Casa ¿Cómo crear una huerta en espacios pequeños?
Un aspecto a tener en cuenta es que estos últimos cultivos deben tener buena irradiación y riego. No menos de 4 horas diarias de sol requiere cualquier legumbre, como así también las hortalizas y hierbas, en lo posible el sol de la mañana.

En cuanto al riego, en las estaciones de mayor temperatura debe ser diario, preferentemente a la tarde.

En este sentido, Bonano apuntó que “si tenés un jardín y querés disponer un sector de este para tu huerta, elegí el lugar teniendo en cuenta las horas de luz”. 

Podés hacerlo directamente sobre la tierra o elevado en cajones. Esta última opción es una buena manera de delimitar el espacio para el cultivo, y aquí podés explayarte con más especies como, por ejemplo, zapallo. También podés cultivar morrones, zanahorias, remolachas, papas y cultivos de hojas como acelga o radicheta.

Pero los cultivos no solo viven del agua y el sol. También es importante tener en cuenta los nutrientes de la tierra. Por eso es importante que puedas crear tu propio abono. 

Abono compuesto

“El abono compuesto es la transformación de los restos orgánicos en tierra negra y esponjosa que será el alimento para las plantas”, explicó Bonano.

Los principales responsables de este proceso son los microorganismos, que necesitan determinadas condiciones para realizar el proceso de descomposición: alimento, humedad adecuada, aire y temperatura.

Cómo prepararlo

Casa ¿Cómo crear una huerta en espacios pequeños?
Teniendo en cuenta estos cuatro elementos, debés buscar un recipiente, en lo posible con alguna perforación y siempre en altura sobre unas maderas para que le permita la circulación del aire, darle humedad con agua de lluvia, pero semitapado para que no se encharque, e ir incorporándole restos orgánicos tales como cáscaras de frutas y verduras, yerba, té, café, pasto seco y hojas, entre otras. Cada vez que agregás desechos podés mezclar y volver a tapar.

¿Cuándo está listo para usar? En verano su descomposición será más rápida por la temperatura, aproximadamente a los 2 o 3 meses ya verás que tiene el aspecto de tierra negra u esponjosa y no se distinguen los residuos. En invierno, en cambio, el mismo proceso puede demorar entre 5 y 6 meses. 

Luego, habrá que separar la parte más fina, que es la que vas a usar, y dejar lo más grueso para que continúe su proceso.

Tips y recomendaciones

Al momento de armar tu propia huerta, tené en cuenta estos consejos que brinda Bonano: 
  • Entre especie y especie, es recomendable colocar plantines de flores de estación (como margaritas o pensamientos, por ejemplo) para favorecer la polinización de los insectos como abejas. 
  • Colocar dientes de ajo entre los almácigos, con la base bajo tierra y dejando la punta hacia el exterior permitiendo su brote ya que esto ejercerá su acción de repelente. También los cebollines ayudan a espantar las plagas.
  • Cuanto más variado y mezclado sea el sembrado, mejor, ya que esto también ayuda a prevenir la reproducción de plagas.

 

Y aunque la huerta la podés armar en cualquier época del año, lo que varía son los meses de siembra según cada especie. En este sentido, lo aconsejable es que busques información y el calendario de siembra, por ejemplo, en la página web del INTA.