Fin de año: tips para decorar la mesa y el árbol

Fin de año: tips para decorar la mesa y el árbol

Publicación: Noviembre 2019

En esta época en la que se comparte un momento especial con familiares y amigos, consejos para que la decoración sea simplemente deslumbrante.

¿Cómo decorar la mesa navideña y árbol de navidad?
Con la llegada de las fiestas de fin de año, los posibles menús que habrá durante esos días se convierten en un tema recurrente en las conversaciones de muchas familias o grupos de amigos.

Pero, si querés deslumbrar a tus invitados, junto a una cena especial deberías pensar también en cómo decorar la mesa para sorprenderlos y que se sientan agasajados. Y vos, claro, ¡destacarte como un excelente anfitrión!

Es que, la mesa de navidad o fin de año será, con seguridad, la más especial que pongas en todo el año, por lo que es clave que cuides todos los detalles. 

Y aunque es importante que no falte nada, tampoco deberías recargarla demasiado porque la comida, que en esta época suele ser abundante, también necesitará su espacio.

Ante todo, la mesa tiene que estar en línea con el estilo de deco que hayas elegido utilizar para ambientar tu casa para recibir la Navidad. 

¿Cómo decorar la mesa navideña y árbol de navidad?
A continuación, te compartimos una serie de tips y recomendaciones que probablemente te serán de gran ayuda al momento de planificar la decoración de esta mesa tan especial:

Lo primero que deberías pensar es el tipo de mantel que utilizarás. Con un mantel blanco o color crudo, se destacará lo que vayas a usar para decorar como platos, centro de mesa, copas, etc. También, podrás jugar con servilletas de dos o tres colores. 

En cambio, si optás por un mantel más bien cargado, con diseños navideños por ejemplo, lo mejor será que te inclines por platos blancos y un centro de mesa más bien sencillo.

Además, no hace falta que las servilletas sean de tela sino que podés elegir de papel, dado que en la actualidad existen opciones muy elegantes en colores dorado o plata y otras con motivos navideños muy delicadas. 

Una opción que suele sentar muy bien es elegir sólo un par de colores y jugar con esos tonos. Por ejemplo: si el mantel es de color claro, el resto de la mesa puede ser en azul y dorado (queda muy elegante), rojo y dorado, o en la combinación que más te agrade. ¡Animate a salir de los tradicionales!

Como te comentábamos más arriba, esto debería ir en línea con la decoración general y el estilo de tu casa. Si elegiste una deco más moderna, quizá una mesa en la que se destaquen los colores dorado, plata y blanco te vendría muy bien. En cambio, si sos más tradicional, podrías inclinarte por los verdes, rojos y dorados.

¿Cómo decorar la mesa navideña y árbol de navidad?
En cuanto a la vajilla, te recomendamos apostar por la mejor que tengas, es decir, recurrir a esos juegos que guardás solo para las grandes ocasiones. 

Pero si el número de comensales supera la cantidad de vajilla que dispones, deberías comprar una nueva ya que no suele quedar bien cuando se colocan platos de juegos distintos. A veces, el estilo ecléctico funciona, pero es necesario que haya algo de armonía entre los estilos elegidos. 

Por eso, si necesitás renovar la vajilla, no dejes de visitar ICBC Club, el club de beneficios para socios y clientes ICBC, donde encontrarás todo lo que necesites, ¡con descuento y en cuotas sin interés!  

Apostá por los detalles, tus invitados se sentirán sumamente agasajados. ¿Algunas ideas? Con una rama de laurel, hacé un atadito en las servilletas de lino con un cordón rústico que quedará más que decorativo, o sorprendé con una figura navideña en cada plato, o una estrella plateada que luego puedan llevarse a modo de “souvenir”. No te olvides que, en los detalles, está el secreto. 

Respecto a los cubiertos, colocá todo lo necesario: tenedor, cuchillo, cuchara para el postre. Y, si vas a servir pescado, poné además un cuchillo para pescado. 

Eso sí: deben estar en orden, los más alejados del plato son los primeros en utilizarse, los tenedores se colocan a la izquierda del plato y los cuchillos y cucharas a la derecha. En el caso de los cubiertos del postre, se sitúan perpendiculares al plato.

En cuanto a los vasos y copas, no te olvides disponer un vaso para beber agua y una copa para el vino. Luego, al igual que sucede en los restaurantes, podrás retirar uno u otra en función de lo que beban tus invitados, pero es importante que encuentren ambos cuando se sienten a la mesa.

La distribución correcta sería así: las copas de vino a la derecha y el vaso o copa de agua a la izquierda. Y si vas a ofrecer vino tinto y vino blanco, ubicá una copa al lado de la otra.

¿Cómo decorar la mesa navideña y árbol de navidad?Una consideración aparte merecen las copas para el brindis. Es aconsejable que esperes hasta el final de la cena para sacarlas. Así, no solo evitarás que se rompan sino, además, que ocupen un espacio en la mesa que, con seguridad, será necesario para presentar la comida.

Tené en cuenta un detalle interesante: la última tendencia, y que incluso es promovida por las más prestigiosas marcas de champagne, es utilizar copas de vino blanco para servir espumantes, dado que por su boca más ancha permite apreciar mejor sus aromas. 

El centro de mesa, otro must en la decoración de Nochebuena, no tendría que superar los 30 centímetros de altura, para no interferir en la visibilidad de los comensales.

Recurrí a los verdes y súmale alguna vegetación natural, incluso también al costado de cada plato. Es el color de la esperanza, así que no puede faltar en tu deco. 

Si la mesa es muy larga, podés colocar dos centros de mesa, pero recordá que, si incluyen velas, deberías evitar que tengan olor para que no incomoden a tus invitados al encenderlas.

Es que las velas son un clásico de toda mesa navideña y de fin de año. Lo ideal es que optes por velas pequeñas o, si son muy altas, las pongas en el centro de la mesa para recibir a los invitados, pero luego (cuando ya todos estén sentados) las retires para evitar cualquier accidente doméstico que arruine una noche tan especial.

 

Una mesa “kids friendly”

Si hay chicos en casa o entre los invitados, un consejo super útil es que les armes su propia mesa. No solo se sentirán mayores, sino que además disfrutarán de un espacio pensado especialmente para ellos. 

Así, por ejemplo, podés elegir platos y vasos descartables que hagan juego con los colores elegidos para la mesa de los adultos.

Otra linda y fácil opción es colocar el nombre de cada niño en su plato. También poner las bebidas en jarras y que tengan sus copas (descartables) para brindar. 

Si se trata de agasajarlos y sorprenderlos hay miles de maneras, pero, si disponés de poco tiempo, una rápida es hacer cookies navideñas y colocárselas al lado de cada plato. ¡No verán la hora de comerlas! 

O regalarle algún pequeño accesorio navideño como, por ejemplo, un gorro de Papá Noel o armar una bolsita con dulces.

¿Y el árbol?

 

Un elemento importante y que suele captar la atención de todos los que visitan una casa es el árbol de Navidad. 

Si estás pensando en renovarlo, tené en cuenta que lo que se impone es la decoración minimalista, no solo en cantidad sino en cuanto a los colores. 

Por eso, una alternativa interesante -y que se ven cada vez en más casas de decoración-, es optar por bolas de vidrio con tonos dorados y que luzcan algo desgastadas, lo que le dará un estilo bien vintage al arbolito. 

Para reforzar el concepto, si la estructura no es demasiado grande, podés ponerlo dentro de una caja de madera rústica y rellenar la parte superior con chips de madera, imprimiéndole así un toque mucho más natural. 

También, una alternativa interesante es ubicar el árbol dentro de una maceta de hojalata, si es que querés darle un giro algo campestre. 

Esto lo podés reforzar sumando a los costados unas cestas de soga o cuerda (ideal si son de color crudo). Allí vas a poder poner los regalos para los más chicos y para tus seres queridos. 

Si tu idea es optar por un "look" más innovador y original, sin que quede muy recargado, podés optar por utilizar colores diferentes para lograr un estilo más fresco. ¿Cómo? Apelando la gama que va de los celestes a los turquesas, ya sea usando cintas como colgantes. 

Si pensás en algo más ecológico, no dudes en optar por un pino natural. Tené en cuenta que, por su tamaño y estructura, posiblemente no soporte bien los adornos pesados. Así que una buena alternativa es sumarle unas cintas delicadas y que reciba una iluminación tenue y cálida desde abajo. Será un detalle original y que le dará un toque único al rincón de tu casa donde lo ubiques. 

Recordá que si sos cliente ICBC disponés de interesantes beneficios en bazares y casa de decoración, donde vas a poder encontrar más productos e ideas


Ya tenés numerosos tips y consejos para empezar. Así que, si este año te toca ejercer el rol de anfitrión, no dejes la decoración para último momento: ¡planificá con tiempo y anímate a innovar!
 

(*) La vigencia de la información que se brinda en este artículo, corresponde a la fecha de publicación indicada al comienzo.