Recetas fáciles para cocinar con los chicos

Recetas fáciles para cocinar con los chicos

Publicación: Mayo 2020

En esta nota, te proponemos una entrada, un rico plato principal y un exquisito postre para elaborar con los más chicos de la casa.


En estas semanas en las que lo más importante es quedarse en casa, la cocina es un excelente plan para disfrutar en familia.

Por eso, a continuación, te proponemos un menú completo, conformado por una entrada, un plato principal y un postre, para preparar junto a toda la familia.  

Se trata de opciones fáciles de hacer, para que tus hijos se entusiasmen y todos juntos ¡pongan las manos en la masa!

Recordá que si sos cliente ICBC, con las tarjetas de crédito y débito contás con importantes beneficios en supermercados.

Bruschettas

Es una entrada súper rápida y simple de preparar. Para realizar la versión capresse, solo vas a necesitar, además de un buen pan, tomates, queso mozzarella, hojas de albahaca fresca, aceite de oliva y ajo deshidratado.

cocina con chicos en casa

Preparación

1. Cortá el pan en rebanadas de aprox 1 cm de grosor.

2. Colocalas en una placa. Los más chicos podrán pincelar las rebanadas con un buen aceite de oliva.  

3. Luego, pediles que le agreguen por encima un poco de ajo deshidratado. Una vez completado ese paso, llevá a horno moderado hasta dorar.

4. Cortá el queso mozzarella en rebanadas de igual tamaño que el pan y los tomates lavados en cuadraditos.

5. Cuando el pan esté dorado, retiralos y, cuidando que nada esté muy caliente, le podés pedir a tus hijos que ayuden a armarlas poniendo una rodaja de mozzarella y un poco de tomate. 

6. Si querés, dale un brevísimo golpe de horno y luego decorarlas con hojas de albahaca ¡y servirlas!

 

Principal: ¡ñoquis caseros de ricota!

cocina con chicos en casa
Para el plato principal, desde el reconocido restaurante Italpast, su chef Pedro Picciau comparte una receta especial para preparar con los más chicos del hogar. ¡Tomá nota!

Vas a necesitar: 

  • 800 gramos de ricota
  • 2 huevos
  • 100 gramos de queso parmesano rallado
  • 150 gramos de harina tamizada
  • Sal y pimienta a gusto
 

 

 

Preparación

 
1. En un bowl colocá la ricota, añadí de a uno los huevos, salpimentá y comenzó a mezclar. 
 
2. Luego, agregá harina en forma de lluvia y luego el queso rallado. Mezclá hasta lograr una masa uniforme. En este paso, todos pueden colaborar. Dale forma de bollo y pasá a la mesada enharinada.
 
3. Tomá el bollo y separalo en bollos más pequeños. Comenzá a hacer tiras uniformes. Esta etapa también es perfecta para que se diviertan los más chicos. Luego cortá trocitos de aproximadamente 1,5 cm.
 
4. Si tenés tablita para formar el ñoqui, te va a ser más fácil. Si no, podés hacerlo pasando la masa por el tenedor. O, si preferís, déjalos así, ¡quedan bien de igual manera! 
 
5. Colocalos en la mesada separados para evitar que se peguen entre sí. 
 
Mientras tanto, prepará el agua para hervirlos. Vas a necesitar una cacerola grande con abundante cantidad de agua y una cucharada de sal. 
 
6. Cuando el agua rompa el hervor, poné los ñoquis a cocinar. Estarán listos en aproximadamente 10 minutos, cuando suben a la superficie.
 
7. Colalos y servirlos con la salsa (de la que también te damos la receta) y queso rallado.

 

Salsa de tomates (4 porciones)

Vas a necesitar: 
  • 1 kilo de tomates perita pelados y cortados en pequeños cubos (concassé)
  • 1 hoja de laurel
  • 1 diente de ajo picada
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta a gusto
  • 6 hojas de albahaca fresca
 
Preparación
 
1. Tomá una sartén y colocá el aceite. Dorá el ajo y colocá la hoja de laurel. 
 
2. Luego, incorporá los tomates y cociná a fuego fuerte por unos 10 minutos. 
 
3. Salpimentá y retirá la hoja de laurel. ¡Listo! 
 
 

¿Y de postre?: ¡rogel! 

cocina con chicos en casa


Para el momento del postre, desde Cuatro Cuartos Pastelería, su responsable Analia Corbalán, propone un rogel ¡con apenas 3 ingredientes!
 
Vas a necesitar tan solo: 
 
  • 400 gramos de queso crema
  • 400 gramos de harina
  • 300 gramos de dulce de leche
 
Si lo querés decorar, entonces sumá: 
 
  • 100 gamos de chocolate cobertura semi amargo
  • Confites o granas de colores
  • Frutas secas. 
 
Preparación
 
1. Uní el queso crema con la harina hasta formar una masa lisa y tierna. ¡Todos pueden mezclar! Dejá descansar media hora, aproximadamente. 
 
2. Hacé bollitos y estirá discos bien finos (2 a 3 mm) intentando mantener la forma redonda. Es un buen desafío para compartir con los chicos. 
 
3. Acomodá los discos sobe una placa, pinchalos con un tenedor (para que no se infle la masa y se formen flebitis pequeños) y cociná en  horno medio (180°) hasta que la masa tome leve color dorado. Dejar enfriar. 
 
4. El armado es la etapa ideal para divertirse en familia: colocá una gota de dulce de leche en el plato y poné el primer disco. Luego, untá cada capa con una cucharada de dulce de leche y así sucesivamente. 
 
5. Para decorar, picá el chocolate y derretilo a baño maría o en microondas (30 segundos). Es importante ir revolviendo para cuidar que no se queme. 
 
6. Una vez derretido, volvé sobre el centro de la torta y desparramalo hacia los costados. Esta etapa es mejor que lo haga solo un adulto. Luego sí todos pueden sumarse y decorar con granas de colores o frutas secas. 
 
Entre las “claves para el éxito”, la pastelera señala que luego del amasado, es muy importante dejar descansar para que al estirar cada disco no se contraiga la masa y se deforme al cocinar.
 
Además, hay que manipular con cuidado las capas una vez horneadas ya que al ser tan finas se rompen con facilidad. Si se parten, ¡no las tires! Podés usarlas igual en las capas intermedias.
 
Otro consejo que brinda es reservar la mejor capa de masa para colocar en la parte superior.
 
“Cada capa de dulce de leche  tiene que ser  super fina para que haya un equilibrio entre la cantidad de dulce y de masa. La magia está en la sucesión de capas finas no en la cantidad excesiva de dulce de leche”, explica Analia desde Cuatro Cuartos.
 
Y propone como alternativa cortar la masa en forma de pequeños rectángulos para armar porciones individuales ¡así cada integrante de la familia puede armar y decorar a gusto su propio mini rogel!

(*) La vigencia de la información que se brinda en este artículo, corresponde a la fecha de publicación indicada al comienzo.