Tratamientos faciales para el invierno

Tratamientos faciales para el invierno

Tratamientos faciales post verano
Para el rostro, no existe la “temporada baja”. Es que, al estar siempre al descubierto tiene exposición al sol todo el año. 

Por eso, los meses de otoño e invierno son ideales para devolverle a la piel de la cara la vitalidad perdida y regenerarla. 

Más allá de los rituales diarios de limpieza, tonificación e hidratación; el uso de protector solar los 365 días del año; y la realización de una limpieza facial profunda con cierta periodicidad para extraer todas las impurezas, siempre es importante un cuidado extra. 

Dado que las opciones crecen año a año, es muy importante que, antes de decidirte por alguna alternativa, realices una consulta con un dermatólogo o profesional especialista en estética, quien te indicará cuál es el tratamiento indicado en base a distintos criterios. 

A continuación, te contamos cuáles son las prácticas más difundidas: 

Tratamientos faciales post verano
Radiofrecuencia facial

Básicamente, consiste en aplicar energía de radiofrecuencia para calentar las capas internas de la piel. Esta energía, en forma de calor, produce que las redes de colágeno y elastina de la piel se contraigan, consiguiendo resultados inmediatos y de larga duración. 

Peeling

En este tipo de tratamiento se aplican productos que tienen alfahidroxiácidos, que producen la exfoliación. El objetivo es que se desprenden las capas más superficiales de la piel para provocar su regeneración natural. Es una opción que también se utiliza para eliminar manchas. 

La cantidad de sesiones variará según la necesidad de cada paciente y requiere, como todo tratamiento, de la aprobación previa por parte de un profesional. 

Dermoabrasión con puntas de diamante

Este tipo de peeling de alta precisión estimula la renovación celular a través de la exfoliación profunda de la piel envejecida y demás impurezas. 

Se trata de un proceso que no es nada doloroso (aunque puede provocar un enrojecimiento leve de la piel) y que no requiere anestesia, con el que se logra mejorar el aspecto general del cutis. 

Tratamientos faciales post verano
Fotorejuvenecimiento con luz pulsada

Se utiliza para tratar los primeros signos de envejecimiento, ya que reduce el tamaño del poro, la profundidad de las arrugas, y ayuda también en la producción de nuevo colágeno.

Con este tratamiento se disminuyen considerablemente la tonalidad de las manchas y se mejora la textura y el color de la piel.

Remisión de acné

A través de la fototerapia, la emisión de la luz LED actúa sobre una bacteria responsable del acné y estimula la respuesta cicatrizante del organismo.

Todos estos tratamientos son ideales para realizar en invierno porque, como en muchos casos irritan la piel, están contraindicados en otra época del año. Todo esto, como se señaló, con el consentimiento previo de un profesional de la salud.