Alternativas para proteger tu comercio

Alternativas para proteger tu comercio

¿Tenés un comercio propio? Entonces sabrás que es fundamental que tu emprendimiento esté respaldado para avanzar con toda tranquilidad y estar preparado para cualquier imprevisto. Explicaciones, consejos y asesoramiento para contratar el seguro que necesitás.

Seguros para comercio |ICBC
 

Además del empeño, la energía, la alegría y los obstáculos que debiste superar para poder abrir tu local u oficina; invertiste tiempo, dinero y esfuerzo. Por eso, querrás que cuente con protecciones adecuadas, ya que sabés que es invalorable. 
También habrás descubierto que es imposible poder estar en todo y que, en consecuencia, delegar es fundamental para que tu negocio funcione. Para eso, confiar en las personas indicadas es esencial y, cuando se trata de asegurar tu comercio, elegir un buen seguro que te proteja de múltiples cuestiones es clave.
Te contamos qué deberías tener en cuenta para disponer de protección contra robos, incendios, daños y responsabilidad civil, de acuerdo con tus necesidades y la actividad a la que te dediques.

 

 

 

 

Estar cubierto


Seguros para comercio |ICBC
“Es importante encarar la contratación de seguros con la convicción de que se está realizando una inversión y no un gasto, ya que con ello se asegura abarcar desde la prevención hasta una posible solución económico/financiera frente a alguna situación imprevista que afecte tu patrimonio”, aconseja Pablo Daguzan, gerente de Suscripción de Negocios Masivos y Vida de Mapfre.​
Además, a la hora de elegir la cobertura, es clave que pienses cuál es tu objetivo porque, por ejemplo, no es lo mismo si sos inquilino de un comercio y, en consecuencia, lo que más te interesa es cubrir su contenido -mercadería, equipamiento- que si sos el propietario y te desvela la posibilidad de que se dañe la estructura del inmueble en la que funciona tu negocio.También es esencial que consideres daños que pudieran causarse a terceros en función de tu actividad y accidentes factibles de ocasionarse en tu local. Esto es: responsabilidad civil. Un ejemplo clásico es el incendio de un comercio en el cual el fuego, no sólo perjudica su contenido, sino también la construcción lindera.En general, “las coberturas básicas suelen ser de Incendio del edificio, del contenido y responsabilidad civil comprensiva”, enumera Daguzan.  

 

Tu banco te acerca a la cobertura que necesitás


Seguros para comercio |ICBC
ICBC, además de asesorarte para que elijas el seguro que más te convenga, te brinda la posibilidad de acceder a coberturas adicionales sin costos y opcionales por diversos daños y gastos extras, como podrían ser los producidos como consecuencia de inclemencias climatológicas (caída de granizo o tornado, por ejemplo) o la pérdida de bienes refrigerados ante cortes en el suministro de energía eléctrica.

Vale la pena, entonces, que consultes por este tipo de coberturas complementarias, siempre considerando las necesidades y peligros ligados a tu actividad comercial, ya que “no es lo mismo administrar una boutique que una heladería. Sus requerimientos son diferentes”, advierte Daguzan. 
También se considera protección extra la que se efectúa ante el robo de valores en tránsito, sueldos y jornales; o cobertura todo riesgo en máquinas de oficina.

A través de aseguradoras asociadas de primer nivel, ICBC garantiza una rápida respuesta y asistencia permanente en caso de sufrir algún inconveniente. Además, tenés alternativas de pago y costos que se ajustan a tu actividad. 
Podés contratar tu seguro en las sucursales del banco, de manera fácil y sencilla con la ayuda de un oficial de negocios. Si te preguntás cuáles son los requisitos de suscripción, desde Mapfre Daguzan señala que son mínimos, en general “tienen que ver con las medidas de seguridad. Por ejemplo, contar con cerraduras doble paletas, no tener linderos baldíos o techos construidos total o parcialmente de fibrocemento, cartón, plástico, vidrio o materiales similares”. 

¿Cómo actuar ante un siniestro?

Contratando una buena cobertura, además de hacer una excelente inversión, podés continuar enfocado en tu trabajo con la tranquilidad de saber que tu comercio está protegido. 
Ante cualquier situación inesperada, podés comunicarte telefónicamente, directamente con tu empresa aseguradora para denunciar el hecho, siempre dentro de las 72 horas de ocurrida la misma. Ellos te indicarán cómo proceder, pero, en términos generales, te solicitarán presentar:
  • Constancia de CUIT
  • Copia de DNI
  • Denuncia policial y ampliación de denuncia, con detalles de lo ocurrido. 
  • Fotografías del lugar para constatar daños e ilustrar lo ocurrido.
     

Considerá siempre contar con una cobertura acorde a tu comercio, para poder seguir enfocándote en el desarrollo y crecimiento del negocio.
 

Anticiparse a contratiempos marca una diferencia. ¡Hacelo con una cobertura hecha a la medida! Conocé los Seguros que te acerca ICBC, y protegé tu comercio con compañías de primer nivel.