Ciberserguridad: consejos para operar por online banking sin riesgos

Ciberserguridad: consejos para operar por online banking sin riesgos

Los sistemas para manejar tus cuentas bancarias de manera remota son fortalezas, pero con un poco de ingenio podés hacerlos aún más difíciles de vulnerar. Te contamos cómo. 

 

Consultar el saldo de tu cuenta, pagar el colegio de tus hijos, hacer una transferencia, invertir en un plazo fijo o comprar dólares son algunas de las tantas operaciones que podés realizar desde la comodidad de tu casa o de tu oficina, incluso con tu teléfono celular, a través de online banking. Es un sistema “suficientemente seguro si uno no se deja engañar”, explica el ingeniero electrónico especialista en auditoría de la información, y en administración y gobierno de seguridad de la información, Pablo Silberfich, socio responsable del área de la empresa BDO que se enfoca en el control de los procesos informáticos (riesgos, formas de proteger activos y datos). Justamente en su afirmación está la clave. Los sistemas de online banking está diseñados de tal forma que minimizan las posibilidades de vulnerar tus datos personales y para eso, entre otras medidas, tienen menúes y opciones para identificarte -para saber quién sos-, pero también para autentificarte -comprobar que sos la persona que decís ser.

Desarrollo tecnológico

La buena noticia es que los sistemas de online banking son cada vez más seguros. Mientras que hace poco tiempo alcanzaba con ingresar un password, en la actualidad se suele usar doble factor de autenticación. Desde tarjetas de coordenadas o token para algunas operaciones especiales como las transferencias de dinero o pagos a terceros, pasando por identificación de huellas digitales hasta elementos biométricos como la que utiliza ICBC, el primer banco en incorporar el reconocimiento facial como factor de autenticación. Es decir, en ser capaz de identificar tu rostro para operar por online banking. Si querés saber más sobre esta nueva funcionalidad, no dejes de leer la nota sobre Reconocimiento facial.
Los especialistas en ciberseguridad y desarrolladores están “trabajando fuertemente” para seguir ese camino con tecnologías que, por ejemplo, permitan identificar a una persona a través del iris del ojo.  

Consejos para protegerte

Ciberseguridad . ICBC
Mientras la ciencia avanza, es fundamental que vos también aportes lo tuyo. La actitud, así como las estrategias y cuidados que puedas tener a la hora de operar tus cuentas por internet, sin duda colaborarán con la seguridad de tus datos bancarios. Desde BDO Silberfich aportan valiosos consejos:

  • Puede que pienses que estás entrando a la página del banco, pero esto no es así si la dirección de internet no comienza con https//. Eso es clave que lo tengas en cuenta porque algunos hackers hacen lo que se denomina fishing, que consiste en capturar los datos de usuario y password que escribís en una pantalla similar a la original del banco. No son idénticas, siempre tiene algún pequeño cambio como ser letras, símbolos o disposición del contenido diferentes.  
  • Si bien puede resultarte molesto, es importante que crees claves complejas, porque hay productos que tratan de predecir passwords. Lo ideal es que sean fáciles de recordar para vos, pero difíciles de adivinar para otros. Una buena opción es que sea alfanumérica, contenga mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales (como signos de admiración, de pregunta o símbolos).
  • Nunca dejes anotados tus passwords en cuadernos ni en el celular; tampoco confíes en tu memoria. Son tantas las claves que tenés para todo, que lo que recordás hoy es normal que lo olvides en pocos días. Lo mejor que podés hacer es bajar a tu celular algún programa programa –los hay gratuitos y otros de bajo costos-, como KeePass Password Safe, que te permite tener un directorio de nombres de usuario, passwords y sus fechas de vencimiento para que recuerdes cambiarlos periódicamente. De esa forma, sólo precisás tener una clave en mente: la que te permite consultar ese directorio. Sin esa llave maestra, ni vos ni nadie podrá conocer las demás. Otra opción es listarlas en un archivo Excel que guardes con otro password para que permanezcan seguras.
  • Una buena estrategia que recomienda Silberfich  para crear tu clave de online banking, modificarla con cierta frecuencia y recordarla con facilidad, es pensar en una phraseword. Es decir, en una frase que sea significativa para vos. Una vez que la elegiste, definís tu password formándolo, por ejemplo, con la primera y última letra de cada palabra de tu frase. Cuando debas cambiarlo, podrás formar tu clave con la segunda y última letra de cada palabra; para la siguiente modificación la tercera y última y así sucesivamente. Creatividad y estrategia, serán un buen binomio para asegurar tus operaciones en online banking.
  • Nunca aceptes la opción de guardar el password o tu número de documento en las aplicaciones de los bancos para celulares y tablets, porque son dispositivos que podés perder.

¿En la notebook o en el móvil?

Ciberseguridad - Notebook o movil . ICBC
“Las aplicaciones de los smarphones hoy son casi las mismas que las de las computadoras. Sólo están adaptados los contenidos para que entren en pantalla chicas. Lo que cambia es la exposición de la comunicación”, explica el especialista de BDO que recomienda que tengas cuidado, no tanto con el dispositivo tecnológico que utilizás, sino la manera en que lo hacés.

Si estás con tu tablet, notebook o smartphone en un lugar en el que te conectás a su red de wi-fi pública, no estás siendo precavido. Es que esas redes son vulnerables. “Distinto es si estás en tu empresa con una red interna porque ahí sí tenés toda la protección”.
Además, es importante que sepas que si perdés tu teléfono celular, podés vaciar de manera remota tu contenido. De este modo, si bien no podés recuperarlo, al menos no será accesible a terceros. De hecho, muchas de las empresas desarrolladoras de smartphones incluyen esas aplicaciones en sus equipos.
Del mismo modo, es importante que si operás tus cuentas bancarias desde tu casa, tengas wi-fi con clave. 

Otro dato para tener en cuenta: vale la pena que elijas la opción de teclado virtual cuando la página de online banking te la ofrezca, ya que “aumenta mucho la seguridad. Una forma de robar información es a través de keyloger que se comporta como un grabador del teclado, sin que lo notes, cada vez que ingresás datos como usuario y clave. Eso se evita con teclados virtuales”, advierte Silberfich. 

 

Tener paciencia para modificar con periodicidad tus claves bancarias y ser creativo y exhaustivo para pensar composiciones realmente difíciles de vulnerar, van a hacer tus operaciones por online banking más seguras que nunca.