Fondos de inversión: cómo funcionan y cómo aprovecharlos.

Fondos de inversión: cómo funcionan y cómo aprovecharlos.

En esta nota vas a encontrar las ventajas de esta herramienta de inversión, así como los tipos de fondos y los montos para acceder.

¿Qué es un fondo común de inversión y donde puedo invertir mi capital?
Los Fondos Comunes de Inversión (FCI) se consideran una de las maneras más seguras de dar los primeros pasos en el mundo de las inversiones.

¿Qué son? Básicamente, se trata de carteras conformadas por distintos tipos de activos financieros: acciones, bonos y otros instrumentos de renta.

"Los fondos comunes son instrumentos seguros, rentables, flexibles, de fácil operatoria y que cuentan con importantes ventajas frente a otras herramientas de ahorro e inversión", afirma Mariano Otálora, director de la Escuela Argentina de Finanzas Personales.

La clave es que este mix de elementos es elegido y administrado por especialistas que se encargan de lograr la máxima rentabilidad posible.

Por esa razón, uno no necesita ser un especialista para realizar una inversión sólida y obtener ganancias significativas.

En este sentido, los fondos de inversión de ICBC cuentan con un equipo de profesionales de amplia trayectoria y reconocimiento que, mediante un profundo proceso de selección, eligen los activos más adecuados para maximizar el posible retorno, y toman decisiones en base a investigaciones permanentes y exhaustivas.

De hecho, durante tres años consecutivos los fondos de inversión de ICBC obtuvieron el reconocimiento a los mejores del país, otorgados por la calificadora de riesgo Standard & Poor’s y la revista Apertura.

Inversiones a medida

¿Qué es un fondo común de inversión y donde puedo invertir mi capital?
Los Fondos de Inversión no son todos iguales. Al tratarse de un agregado de diferentes activos, las opciones son múltiples.

Debido a la gran cantidad de instrumentos disponibles en el mercado, quien no esté familiarizado con los mismos podría marearse rápidamente antes de lograr armar una cartera equilibrada.

Allí es donde entran en juego los analistas, que no sólo seleccionan las mejores opciones, sino que confeccionan distintas alternativas que se ajustan a las expectativas de ganancias y voluntad de tomar riesgos de cada inversor.

De esta manera, cualquier persona hoy tiene a su disposición diferentes estrategias, que van desde las más conservadoras a las más dinámicas, basándose en su perfil de riesgo, liquidez y horizonte de inversión.



En cuanto al riesgo, es un factor que tiene que ver con la variación de los precios de los activos en los que se invierte. En otras palabras, define el grado de posibilidad de que una inversión termine con resultados debajo de las expectativas: con ganancias menores a las esperadas, con rendimiento nulo o con ligeras pérdidas.


Hay que notar que en los Fondos Comunes, al tratarse de carteras balanceadas, los riesgos se minimizan por el simple hecho de que la diversificación de inversión atenúa la volatilidad que pueda sufrir algún activo en particular.

El horizonte de inversión es el momento en el que cada persona estima que necesitará el dinero. Cuanto más largo sea el horizonte, entonces más probabilidades hay de alcanzar el rendimiento esperado y de minimizar el riesgo.

También es clave determinar qué tipo de inversor es cada uno antes de tomar decisiones: conservador, moderado o arriesgado. Hacé clic en este link para conocer más sobre tu perfil. 

Además, un rápido test online de ICBC te ayudará a determinarlo de manera muy simple, para ver hacia qué fondos dirigir tu capital. Para iniciar el test hacé clic aquí.

En todo caso, hay que considerar una regla que se aplica a la mayoría de las inversiones: los activos de mayor riesgo –como las acciones– son también los que pueden dar los retornos más importantes. 

Radiografía de un Fondo

¿Qué es un fondo común de inversión y donde puedo invertir mi capital?
Aunque ingresar a un Fondo de Inversión hoy en día es muy fácil y puede hacerse mediante algunos pocos clics en el Online Banking, antes conviene tener en claro cuáles son los que participan en él.

En primer lugar, hay que considerar que nadie está solo: un FCI es un vehículo que permite a un grupo de personas, con objetivos de inversión similares, disponer de una administración profesional.

En otras palabras, es una apuesta financiera en la que hay muchos otros inversores comprometidos.

En cuanto a la administración, el manejo de un FCI está en manos de la Sociedad Gerente, quien decide dónde invertir los fondos de una sociedad Depositaria y se ocupa de custodiar los activos en que invierte el fondo.

También hay que tener en cuenta el concepto de cuotaparte. Se trata de la unidad básica de los FCI y puede verse como un certificado de participación en los activos del Fondo.
La cantidad de cuotapartes que el cliente del FCI adquiere está determinada por la relación entre el monto invertido y el valor de la cuotaparte al cierre del día de compra.

En la Argentina, los FCI están supervisados por la Comisión Nacional de Valores, ente que aprueba los fondos, revisa las carteras y los balances. 

Tipos básicos

¿Qué es un fondo común de inversión y donde puedo invertir mi capital?
Por su naturaleza, los fondos se clasifican en abiertos y cerrados:
Los primeros no tienen un número máximo de cuotapartes. En consecuencia, el inversor puede comprar la cantidad que desee en el momento que quiera, como así también puede retirarse en el momento que desee.

Los segundos, en cambio, poseen un número determinado de cuotapartes desde su creación. Su precio depende de la oferta y demanda bursátil.

Además, según el tipo de activos que componen la cartera, se subdividen de la siguiente manera:

  • Renta variable: invierten en acciones de empresas. Recomendados para perfiles más arriesgados que apuestan al mediano o largo plazo.
  • Renta fija: invierten en bonos públicos y obligaciones negociables de empresas. Para ahorristas más conservadores, con foco en el mediano y largo plazo.

 

  • Renta Mixta: invierten una parte en acciones y otra en bonos. El grado de riesgo es intermedio y varía según el mix de la cartera.
  • Money market: invierten en depósitos de entidades financieras. Deben mantener parte del patrimonio en títulos valores que tengan un mercado secundario. 

¿Cómo empezar?

Alpha Fondos de inversión reúne todas las ventajas de estas herramientas financieras y suma, para los clientes del banco, la comodidad de adherirse fácilmente vía Online Banking.

Además, se puede comenzar a invertir con montos muy accesibles (desde $1.000 o u$s100) y permite realizar un seguimiento diario de los fondos, aparte de recibir un resumen trimestral de los movimientos y rendimiento de la inversión.

Sin dudas, una oportunidad para comenzar a transitar con solidez y respaldo en el mundo de las inversiones.