Leasing: la herramienta ideal para Pymes en crecimiento

Leasing: la herramienta ideal para Pymes en crecimiento

Es la alternativa a considerar si necesitás financiar la compra de autos, maquinaria y demás bienes que te permitan desarrollar tu negocio


Préstamos para PyMES - Leasing |ICBC
Muchas veces acceder a financiamiento a la hora de invertir en bienes de capital, puede resultar un obstáculo difícil de sortear para el desarrollo y expansión de una Pyme. Sin embargo, en los últimos años se consolidó el leasing como una opción muy conveniente por sus ventajas impositivas y por facilitar el acceso a distintos equipos (como vehículos y maquinarias) en cuotas, con la posibilidad de optar, al final del contrato, por la compra del bien. 

El consultor Julián Martín, titular de Julián Martin & asociados, define al leasing como “una herramienta financiera muy utilizada mundialmente para la adquisición de bienes de capital que implica el uso y goce del bien por un cierto período de tiempo contra el pago mensual de un canon, con una opción de compra al final del plazo de financiación”.
Otras alternativas, al terminar el trato, es devolver el bien o convenirlo en un nuevo contrato de arrendamiento.





 

Entonces, para quien proyecta expandir una Pyme y necesita equipamiento nuevo,  el leasing aparece como una alternativa que puede ser muy beneficiosa para la empresa y para él. Sobre todo, porque la operación es rápida, es posible empezar a utilizar el bien desde el primer momento, y mientras se está pagando. Además, porque esta herramienta brinda la oportunidad de renovar el negocio, actualizarlo tecnológicamente y mejorar su producción.

“Las empresas que piden un leasing, en general, están en una clara situación expansiva”, afirma Martín quien, además, aporta el dato de que el 90% de quienes en la Argentina solicitan este modo de financiación, son dueños de Pymes.

 

Fácil y rápido

Préstamos para PyMES - Leasing |ICBCEs posible acceder siguiendo sencillos pasos:
 

  1. Contactás al vendedor del auto, maquinaria o producto que necesitás y acordás el precio, la entrega y el acceso a través de un leasing.
     
  2. Te comunicás con el banco para solicitar esta financiación.
     
  3. El banco lo aprueba y se determina el canon y su periodicidad.
     
  4. Firmás el contrato. 
     
  5. El vendedor entrega el bien.  

 

 

 

 

Elementos que deben existir en el contrato:

  • Bien: activo fijo, generalmente maquinaria, vehículo o el equipo que se requiera.
  • Canon: monto de la renta a pagar. Para determinarlo, se toman en cuenta los costos de adquisición del bien, los intereses de la inversión y la comisión que deba cobrarte el banco. Se empieza a pagar a partir del momento en que se disponga del producto.
  • Duración del contrato: el plazo durante el cual se utiliza el bien y paga el canon. 
  • Opción de compra: la posibilidad que se da cuando finaliza el contrato. 

     

Ventajas

Existe una lista de beneficios cuando contratás un leasing. Te contamos los principales:

Préstamos para PyMES - Leasing |ICBC




1. No es necesario hacer un desembolso inicial, sino que conseguís financiamiento para tu proyecto de crecimiento.

2. Permite costear hasta el 100% del bien que necesitás, sin tener que preocuparte por la búsqueda de “sponsors” o partners para tu negocio.

3. Pagás una tasa fija, por lo que sabés desde el primer momento cuánto dinero vas a invertir.

4. Los plazos de financiamiento son prolongados al estar relacionados con la vida útil del bien.  

 

Ahorro impositivo

El leasing es ideal, porque permite obtener importantes ahorros tributarios:

Préstamos para PyMES - Leasing |ICBC

  • El IVA se abona mensualmente diferido, sin la necesidad de abonarlo al inicio, como en otro tipo de préstamos. 
  • Podrás reflejar la operación en tu balance como una deuda.
  • El bien que necesites, durante el leasing, no tributa el Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta y se incorpora como activo (es decir, comienza a formar parte del patrimonio) sólo cuando vence el contrato y si elegís la opción de compra.
  • Podés deducir del Impuesto a las Ganancias, la cuota de capital y la cuota de intereses, lo cual posiciona al leasing como una alternativa más conveniente que un préstamo, en el que sólo podrías deducir los intereses

 

Invertir en tu propia empresa es un gran paso. Estar atento a oportunidades como el leasing es un mejor  inicio. El futuro empieza hoy.

 

Si querés aprovechar esta oportunidad, no dejes de consultar por el Leasing para empresas de ICBC, y conocé sus múltiples ventajas.