Regla del 80/20: clave para organizar tus finanzas

Regla del 80/20: clave para organizar tus finanzas

Fecha de publicación: Noviembre 2019

Cómo aplicar este esquema recomendado para dar impulso a la capacidad de ahorro

La regla 80/20: Finanzas y Ahorro

A la hora de pensar las finanzas personales, conocer cuál es la capacidad de ahorro es uno de los puntos fundamentales.

A partir de allí se podrán planificar, por ejemplo, inversiones, compras o viajes.

No obstante, a muchas personas les resulta difícil conocer ese dato. La falta de un presupuesto preciso –relevamiento de entradas y gastos– y los inadvertidos consumos hormiga suelen crear un panorama confuso.

Es por eso que muchos expertos proponen una norma que permite ordenar el uso del dinero de manera muy rápida y sin importar el nivel de los ingresos.

Se trata de la regla del 80/20, cuyo planteo es tan simple como efectivo: del total de los ingresos mensuales se utiliza un 80% para los gastos y se reserva un 20% para el ahorro.

El gran fuerte de este sistema es que no requiere hacer un seguimiento de los pagos del período a nivel micro. Simplemente, hay una línea que no debe superarse y que queda establecida desde el inicio (el 80%).

Llevar el detalle de cuáles son los consumos cotidianos y clasificarlos puede resultar una carga para las personas, además de que no siempre representa un freno al gasto excesivo

"Para saber cuánto dinero gastás en comida, cuentas, conciertos, tenés que tomarte el tiempo de organizarlo todo. Pero hacer un presupuesto así resulta terrible para muchos”, dice al respecto la consultora Paula Pant, del sitio affordanything.com.

Cómo implementarlo

Para que la regla 80/20 sea efectiva es clave que la suma destinada al ahorro se separe apenas se reciba un ingreso.

Para esto, ayuda mucho que el dinero se dirija hacia una cuenta distinta de la que se utiliza para los gastos cotidianos.

Sin embargo, para lograr un mejor rendimiento de los ahorros, luego se recomienda volcarlos hacia instrumentos financieros más provechosos, como fondos de inversión o plazos fijos.

Administrar el 80%

 

La regla 80/20: Finanzas y AhorroAl estar determinado que un 80% de los ingresos se utilizarán durante el mes, queda pendiente la cuestión de cómo deben distribuirse estos gastos.

Aquí, de nuevo puede entrar en juego la confección de un presupuesto, una herramienta detallada que siempre es de ayuda. Pero, como señalamos más arriba, el trabajo que lleva hacerlo lo hace difícil para muchos.

Algunos de quienes impulsan la norma del 80/20 ofrecen, otra vez, una respuesta simple: subdividir el 80% destinado a gastos en base a otro molde fijo: la regla del 50/30.

Según este principio, debe destinarse el 50% a necesidades y el 30% a desembolsos discrecionales.

Las “necesidades” tienen que ver con lo que comúnmente llamamos “gastos fijos”: vivienda, combustible, comida, electricidad, salud, colegios o universidad.

En tanto, los “discrecionales” son, más bien, optativos y podrían llegar a ser prescindibles: salidas, cambio de celular, etc.

La consultora Paula Pant admite que esta intención de hilar fino en los gastos puede llevar a algunas complicaciones. Sobre todo, porque la distinción entre los ítems necesarios y los discrecionales es siempre muy subjetiva. 

Por eso, sostiene que la más sencilla regla del 80/20 resulta más útil y fácil de cumplir que la del 50/30/20.

 

 

 

Como punto final, sea cual fuere tu estrategia de ahorro, tené en cuenta que dentro de ICBC vas a encontrar las herramientas de inversión y beneficios para llevarla adelante y maximizar tus ganancias.

(*) La vigencia de la información que se brinda en este artículo, corresponde a la fecha de publicación indicada al comienzo.